US OPEN

Kerber puso fin al reinado de 186 semanas de Serena Williams

La alemana de 28 años estrena reinado en la final del sábado ante la checa Karolina Pliskova, de 24 años, quien ganó a Serena.

Kerber puso fin al reinado de 186 semanas de Serena Williams
Michael Reaves AFP

"¡No me lo puedo creer!". Fue la exclamación de Karolina Pliskova, 24 años, tras poner patas arriba el tenis femenino. Una doble falta de Serena Williams significaba el 6-4 y 7-5 (5) que certificaba el pase de la checa de 24 años a su primera final de Grand Slam y, sobre todo, la pérdida del número uno de la WTA para la estadounidense, que había ocupado 186 semanas consecutivas (récord compartido con Steffi Graf) desde febrero del 2013.

Serena, camino de los 35 años que cumplirá en septiembre, se queda a las puertas de desempatar también con la alemana en títulos de Grand Slam: 22 tienen ambas. "Tuve serias dificultades de movilidad por problemas en la rodilla izquierda", se excusó la menor de las Williams ante Nueva York.

El caso es que Serena no estará en la final de este sábado y sí su sucesora en la cima del tenis desde el lunes: Angelique Kerber. La alemana de 28 años había derrotado previamente a la resucitada Caroline Wozniacki por 6-4 y 6-3 y anunció el cambio.

La tenista de Bremen es la segunda alemana número uno, y lo consigue 19 años después de Graf. Precisamente, la campeona de 22 'grandes' recibió a Kerber en Las Vegas en marzo de 2015 y han mantenido contacto desde entonces.

'Angie' se estrenó como campeona de Grand Slam en Australia a principios de año, donde recibió consejos por email de la gran dama, llegó a la final de Wimbledon y conquistó la plata en Río, adonde viajó Graf. El tenis vuelve a hablar alemán, aunque Kerber pudo jugar por Polonia pues su padre, Slawomir, tiene esa nacionalidad y ella se entrena también en Puszczykowo, donde residen sus abuelos.

Para abrochar el número uno con el título, Kerber tendrá que hacer frente a los bombazos de Pliskova (1,86 m), que lidera la estadística de aces y que viene de ganar en Cincinnati. El cara a cara es favorable 4-3 a Kerber en una final en Nueva York donde se esperaba a Serena.