• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Burnley

61' Sale Defour entra Arfield

Arsenal

70' Sale Xhaka entra Mohamed Elneny

70' Sale Alex Iwobi entra Oxlade-Chamberlain

92' Koscielny

Burnley - Arsenal

Koscielny rescata a Arsenal de Alexis que se acerca al City en la punta

Los gunners consiguieron su quinto triunfo seguido ante Burnley, aprovechando la caída de Manchester City para acercarse a la punta.
Alexis ya es jugador del Manchester United

Koscielny rescata a Arsenal de Alexis que se acerca al City en la punta
Anthony Devlin REUTERS

Arsenal está en un momento en que gana hasta con goles de rebote en el final. Los gunners aprovecharon el traspié de Manchester City y venció en el último minuto 1-0 a Burnley por la séptima fecha de la Premier League.

El equipo que dirige Arsene Wenger jugó muy mal. Estuvo incómodo por el planteo local en todo momento, tanto que Özil como Alexis, eran absorbidos por la férrea marca de los defensores. 

Dos formas de jugar muy diferentes entre sí se vieron en Turf Moor. Arsenal tocó y tocó durante el primer tiempo pero no generó peligro. Burnley buscaba a Sam Vokes a través de pelotazos que eran controlados por Koscielny y Mustafi. Lo que se podría rescatar de la primera mitad sería un remate cruzado de Walcott para los gunners y un cabezazo de Vokes para el local. 

El segundo tiempo fue un calco del primero. Arsenal tocando sin profundidad y una que otra llegada de los locales. 

Los últimos 15 minutos fueron los mejores del encuentro. Alexis tuvo su gol a los 73' pero la volea que impactó rozó el palo y en la respuesta, Keane cabeceó y el balón también dio en uno de los postes. Walcott pudo ganarlo a los 85', pero su envío a colocar se fue al lado del arco.

Parecía que el empate no cambiaría, pero en la última jugada del partido, un centro de Alexis encontró a Chamberlain que remató y el balón rebotó en Koscielny para decretar el agónico triunfo gunner. 

Tres puntos valiosos para Sánchez y compañía que quedan terceros a dos puntos del City de Bravo y a uno de Tottenham en una Premier que se pone cada vez más apasionante.