Unión Española

Lucas Domínguez desclasifica las claves del éxito de Unión Española

El zaguero hispano prefiere que no los den por candidatos pese a la buena campaña y defiende la irregularidad del torneo. "Prefiero eso", dice.

Lucas Domínguez desclasifica las claves del éxito de Unión Española

De 24 puntos posibles, Unión Española tiene 15. Con eso le está bastando para ser líder del torneo. Los hispanos aprovecharon el nuevo desliz de Iquique y su victoria ante Temuco para amanecer como flamantes punteros. Lucas Domínguez actuó ante los del la Araucanía y al igual que sus compañeros no se marea con la expectante ubicación. "Dimos un gran paso en quedar punteros pero eso no dice nada porque uno pierde un partido y te pasa la mitad de la tabla", comenta a AS Chile. 

¿Es un honor ser líder de un campeonato tan irregular?
No hay tanto mérito en ser puntero en este torneo. Estamos muy cerca unos de otro. Hay un pelotón de muchos equipos. Entonces no sacamos nada con celebrar la punta si no somos capaces de ratificarlo en los partidos que siguen .

Católica está en ese pelotón que los sigue y es su próximo rival...
A medida que vayan pasando las fechas este grupo se va a ir desarmando, unos para arriba, otros para abajo. Este partido que tenemos contra la Católica es importante porque vale como uno de seis puntos...es medio cliché, pero es verdad porque está la posibilidad de que te alcancen o de sacarles una ventaja clara. Ahí es donde hay que sacar la experiencia para poder mantener lo que hemos hecho hasta ahora.

¿Qué diferencia a Unión del resto? 
Es un grupo muy concentrado, un equipo que trabaja muy en equipo. Todos dejamos de lado al individuo y jugamos por el equipo. Nadie quiere destacar, todos quieren que el equipo gane y eso se nota en todos los partidos. Hay un convencimiento de que tenemos que lograr cosas.

¿Cuál es el rol de Martín Palermo en eso?
Los profes trabajan muy bien, son bien detallistas. Fuera de eso destaco la calidad humana. Cuando un entrenador tiene bien contento y satisfecho al grupo, y eso lo acompaña de buen trato, el resultado se ve en la cancha. No somos un equipo con grandes figuras. Nuestra fuerza está en el grupo gracias a ese día a día que nos regala el cuerpo técnico.

Son los líderes, pero las portadas están dedicadas a los clubes de siempre...
Sinceramente, eso me da igual. Es mejor que no nos den por candidato así no nos agrandamos ni pensamos en cosas que no tenemos que pensar. Entre menos bulla hagamos, mejor.  

Conmebol amplió el cupo a copas internacionales. ¿Les dobla el incentivo?
No hemos visto nada en caso de que seamos campeones. Lo más importante para nosotros es tratar de ganar el partido que viene con Católica. 

Personalmente, ¿a qué equipos chilenos disfruta ver jugar?
Me gusta mucho como juega Temuco, creo que le ganamos a un gran rival. También me gusta como juega Católica, que tuvo un comienzo irregular, pero como casi todos. Su línea de juego es bien bien interesante. Iquique también. Pero no hay un gran equipo que destaque sobre el resto. Todos estamos ahí, encontrando el funcionamiento, la perfección y en eso tenemos buenos y malos momentos.

¿A qué adjudicas esa irregularidad del torneo?
Los equipos están parejos. El fútbol es más físico y así es mucho más fácil equiparar fuerzas. También está el tema de los cupos a copas internacionales. Eso ilusiona a muchos equipos. Yo no veo la irregularidad como sinónimo de que se juegue mal. Al revés, se puede estar equiparando el nivel hacia arriba. Mucha gente dice eso porque no va al estadio.

Pero el domingo hubo cerca de diez mil en Temuco...
Y yo decía 'esto es, ¿por qué acá funciona y en otras ciudades, no?' La cancha estaba bonita, el partido muy entretenido, y mucha gente en las tribunas. Va muy de la mano con eso. Muchos tienden a mirar en menos lo chileno, pero el torneo no es malo. Sí es irregular porque los equipos están haciendo bien su trabajo. Es mejor un torneo así donde estén todos con los mismos puntos a uno donde hay un equipo que lo gana todo como el Barcelona y que le saca seis puntos a los demás. El torneo irregular le da oportunidades a otros equipos más allá de la U. de Chile, Colo Colo y Universidad Católica de ser campeón.