CHILE – PERÚ

El descalabro de Jefferson Farfán: el peruano que siempre complicó a Chile

El delantero es uno de los máximos anotadores del clásico. Sin embargo, hoy no estará, principalmente por problemas extrafutbolísticos.

Jefferson Farfán jamás tuvo problemas para convertirse es una de las máximas figuras del fútbol peruano del último tiempo. Su nivel y su cartel de goleador así lo demuestran, hechos que le valieron el sitial de ídolo en su país.

Sin embargo, hoy en día vive un panorama diametralmente opuesto. Su bajo nivel coincide con su millonaria partida al fútbol árabe, tras fichar en el Al Jazira, donde dejó en el olvido las sólidas actuaciones que acostumbraba a realizar en el fútbol alemán.

De ahí en más, las polémicas comenzaron a arreciar con frecuencia en su vida. Lío de faldas, quiebres amorosos, malos hábitos fuera de la cancha y múltiples lesiones (una de ellas a la rodilla, que lo tuvo seis meses fuera) prácticamente sepultaron su brillante carrera.

Todo ello redundó en que ni siquiera es tomado en cuenta en la actualidad por el técnico Ricardo Gareca, pese a que inició con éxito el actual proceso eliminatorio.

Prueba de ello fueron los dos goles que anotó a Chile en el 3-4 que sufrieron en Lima, donde la “Foquita” anotó en dos oportunidades.

Precisamente es uno de los máximos anotadores del Clásico del Pacífico, con cinco anotaciones.

Mientras tanto, el jugador estuvo unos días en Lima, donde se le vinculó con una modelo argentina. Y ayer volvió a anotar por su equipo, dejando atrás una amplia racha negativa.