Competición
  • Liga Chilena
  • Copa Davis
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1
Copa Davis
novak_djokovic__viktor_troicki Novak Djokovic # Viktor Troicki Novak Djokovic # Viktor Troicki
-
andrey_rublev__karen_khachanov Andrey Rublev # Karen Khachanov Andrey Rublev # Karen Khachanov
-
janko_tipsarevic__viktor_troicki Janko Tipsarevic # Viktor Troicki Janko Tipsarevic # Viktor Troicki
-
andrey_rublev__karen_khachanov Andrey Rublev # Karen Khachanov Andrey Rublev # Karen Khachanov
-
FINALIZADO
filip_krajinovic Filip Krajinovic Filip Krajinovic
1 2
andrey_rublev Andrey Rublev Andrey Rublev
6 6
FINALIZADO
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
6 6
karen_khachanov Karen Khachanov Karen Khachanov
3 3
Bundesliga
LaLiga Santander
Ligue 1
PSG PSG PSG

-

Lille Lille LIL

-

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Chile

33' Vidal

46' Vargas

59' Alexis

57' Sale Vidal entra Leonardo Valencia

73' Sale Fuenzalida entra Enzo Roco

75' Alexis

83' Sale Alexis entra Castillo

Uruguay

16' Cavani

39' Álvaro González

44' Luis Suárez

64' Sale Carlos Sánchez entra Gastón Ramírez

75' Muslera

76' Sale Álvaro González entra Lodeiro

91' Lodeiro

CHILE 3 - URUGUAY 1

La noche mágica de Alexis coloca a Chile en carrera

Dos goles del Niño Maravilla y uno de Eduardo Vargas le dieron un triunfo épico a la Roja sobre Uruguay. Chile quedó cuarto en la tabla sudamericana
Manchester City - United: Premier League 2018

Arturo Vidal, quien había sido el salvador de Chile en las jornadas recientes, estaba lastimado. Chile jugaba su peor partido como local de la eliminatoria a Rusia 2018 y perdía por la cuenta mínima ante Uruguay. El panorama era horrible. Fue entonces cuando apareció Alexis Sánchez, como en sus mejores días. Anotó dos goles y guió a Chile a un triunfo notable, reivindicador y que lo deja en el cuarto puesto de la tabla sudamericana.

Uruguay encajonó a Chile con una receta simple y predecible: pelotazos largos, casi desde la posición de los defensas centrales, para que los delanteros fueran a la pelea. Y así, con algo tan rústico, los charrúas se crearon tres ocasiones claras en los primeros 10 minutos.

Edinson Cavani tuvo dos, ambas tras cesiones de Luis Suárez. La primera se la atajó Bravo y la segunda la elevó. La tercera fue de Carlos Sánchez, quien desvió apenas.

Chile estaba errático, dubitativo y el equipo del Maestro Tabárez estaba alerta a cualquier error o descuido. Y fue así como a los 17' Suárez madrugó a Marcelo Díaz, se la pasó a Cavani y a la tercera que tuvo acertó. El gol uruguayo, totalmente merecido, fue un golpe duro, que parecía de nocaut. Estaba claro que el libreto de la Celeste es anotar primero e irse atrás. La mitad de la tarea estaba hecha.

Pese a que Uruguay dejó de presionar, Chile no se aproximaba al arco de Muslera. El mediocampo nacional no funcionaba. Pedro Pablo Hernández lucía extraviado, Díaz no andaba certero y Vidal se veía un tanto maltrecho por la lesión de Barranquilla. Alexis Sánchez, otro que andaba rengueando, decidió bajar al mediocampo a buscar pelotas. Y las mejores opciones de la Roja se produjeron cuando el tocopillano encaró por el medio.

Para colmo de males en una noche que se veía muy negra, Vidal recibió amarilla por un foul innecesario a Suárez que lo dejó fuera del próximo partido contra Argentina.

La primera clara de Chile llegó a los 35' con un remate rasante de Mauricio Isla que pasó cerca del palo derecho de Fernando Muslera. Uruguay pudo desnivelar al otro lado con un cabezazo recto de Álvaro González, tras centro de Suárez, que tapó Bravo.

Se jugaban los descuentos del primer tiempo cuando Sánchez vino a buscarla al medio por enésima vez, la prolongó a Beausejour quien sacó un centro preciso directo a la frente de Eduardo Vargas, quien no tuvo ni que brincar para anotar el empate. El estadio Nacional estalló para botar la angustia contenida. Sinceramente, a esas alturas no se veía por dónde Chile pudiera remontar.

El bombardeo chileno sobre el arco de Muslera comenzó a los 55' con un centro de Alexis que no llegaron a conectar ni Hernández, ni Vargas. Y un minuto después un error del juez asistente privó a Sánchez de anotar un golazo.

La justicia divina se produjo tres minutos después. Sánchez, estacionado por la izquierda, ensayó un derechazo furibundo que se le coló por debajo del cuerpo a Muslera y desató la histeria en Ñuñoa. Chile lo daba vuelta cuando quedaba media hora por jugarse y seguía buscando más.

Vargas pudo aumentar en una notable acción personal, donde llegó hasta las barbas de Muslera, y desvió el remate final. Pero era Alexis Sánchez quien estaba predestinado para una noche mágica. Aguantó en la carrera al grandote Coates y a Maxi Pereira, se la punteó de izquierda al portero charrúa y decretó el tercero.

Tabárez envió a Lodeiro a la cancha y Bravo se estiró cuan largo es para sacarle un zurdazo que se colaba al ángulo. A tres minutos del final, el portero del Manchester City bajó a Gastón Ramírez. Y se reivindicó inmediatamente al taparle el lanzamiento penal a Suárez.

Pizzi envió a la cancha a Roco por Fuenzalida y a Nico Castillo por un Alexis Sánchez que fue genio y figura, ovacionado por su hinchada y que superó en la tabla histórica de goleadores de la Roja a Iván Zamorano.

Alexis puso a Chile cuarto en la tabla eliminatoria rumbo a Rusia 2018, con un triunfo épico en una noche mágica.