Segunda División

El ex lateral de la UC que volvió al fútbol en Lota Schwager

Leonel Mena estuvo casi un año retirado, puso un negocio y luego lo dejó para retornar a la actividad. "Estoy disfrutando y espero hacerlo bien", manifiesta.

0
El ex lateral de la UC que volvió al fútbol en Lota Schwager
ANDRES PIÑA/PHOTOSPORT

U. Católica-U. Concepción en vivo

El 17 de mayo del año pasado, Leonel Mena había jugado su último partido en el profesionalismo en Concepción. Los azares de la actividad provocaron que quedará sin equipo a continuación, sumergiéndose en otros quehaceres. Sin embargo, el lateral izquierdo de la UC en 2009 y 2010 regresó sopresivamente al fútbol durante este semestre, en Lota Schwager.

"No quería dejar de jugar. Estuve casi un año fuera de la actividad. Quería volver a reencantarme con el fútbol. Espero hacer las cosas bien en Lota, quiero seguir jugando y alargando mi carrera", cuenta Mena, de 34 años, a AS Chile.

-¿Cómo surgió la posibilidad? ¿Se mantenía activo, entrenaba por su cuenta?
-Cuando dejé de jugar, me inscribí en un club de fútbol sala acá en Concepción. Me mantenía entrenando ahí y también puse un negocio. Estaba tranquilo, pero también con la inquietud de poder jugar nuevamente.

-¿Le daba muchas vueltas a la idea de retornar al fútbol profesional?
-Sí, sin dudas. Con la carrera que llevaba no quería desaparecer del fútbol. Gracias a Dios, se dio esta oportunidad, lo estoy disfrutando y espero hacer las cosas bien.

-¿Cómo le fue con el negocio? ¿Se acostumbraba o no?
-Lo que pasa es que llevaba muchos años jugando y fue un cambio muy drástico. Estuve cerca de siete meses con el negocio. Lo cerré y luego lo vendí para volver a jugar. Ahora solo estoy jugando. Era un restaurante, de parrilladas y también de venta de sushi.

-¿Ha sido difícil la reinserción? A lo mejor pensó que podría ser más favorable.
-Yo sabía a donde iba a llegar. En esta Segunda División siempre hay problemas de plata. Pero la idea mía es volver a jugar, ratificar lo bueno que había hecho en las campañas anteriores. Siento que estoy en un buen nivel para volver a jugar en Primera B, si Dios quiere.

-¿Esa es su idea central?
-Si no estuviera en condiciones o en la mala forma física, ya habría dejado de jugar hace tiempo. Siento que aún tengo un poco de cuerda para seguir jugando. Igual me ha costado un poco, porque no es lo mismo entrenar en un club de fútbol sala que en un primer equipo. De a poco, he ido agarrando ritmo físico y ya me siento mucho mejor.

-¿Qué sucedió que no pudo seguir jugando a mediados del año pasado?
-Terminé contrato con Concepción y hablé con el técnico que en ese momento. Se iba a quedar y yo también me iba a quedar. Me quedé esperando, pero no pasó nada. Entonces, me decepcioné un poco del tema y decidí dedicarme al negocio. Tuve algunas posibilidades en otras partes, pero quería seguir acá en la zona de Concepción.

-¿Qué le ha parecido la Segunda División?
-Es un fútbol más aguerrido. No hay tanto espacio como en Primera. Hay que luchar para que el equipo pueda salir adelante y que nos vaya bien. Esa es la idea. Hay algunos equipos que armaron bien con jugadores de nombre. Va a estar complicada la cosa.

-Usted estuvo en la primera parte de la campaña de 2010, que terminó en diciembre con el título de la UC. ¿Qué recuerda?
-Sí, jugué las primera 17 fechas en ese título. Todos los que estuvimos una parte del año, nos sentimos partícipes del campeonato. Iba a ser un campeonato corto, pero se hizo largo por el terremoto de febrero. Cuando nos fuimos el equipo quedó puntero y después lo tomó (Juan Antonio) Pizzi.