Competición
  • Liga Chilena
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1
  • Premier League
  • Serie A

BUCKS 96-SPURS 97

Los Spurs quedan a dos victorias de un gran récord

El equipo texano remonta 15 puntos y se salva con un tapón ilegal de Antetokounmpo a Aldridge y un triple fallado por Mirza Teletovic.

De profesión, supervivientes. Los Spurs siguen ganando partidos en los que flirtean con la derrota y el mérito es incuestionable, tanto como que da la sensación de que si el objetivo es el máximo, el juego tiene que progresar de forma notable. Pero incluso así, los Spurs siempre parecen llegar un palmo antes que su rival, a veces por pura inercia: por pura cultura.

Y están 17-4, con el aliento en el cogote de los Warriors y por delante los Cavaliers. Y han jugado ya 12 partidos fuera de su pista… con 12 victorias. Están a sólo dos (Minnesota hoy, Chicago el jueves) de igualar la mejor marca de la historia para abrir temporada fuera de casa, el 14-0 de los Warriors de la pasada campaña, los que arrancaron en 24-0 hacia el primer 73-9 de la historia. Aquella racha acabó, precisamente, en Milwaukee.

Y esta noche, también en Milwaukee, los Bucks volvieron a demostrar que son ahora mismo mejores de lo que dice la clasificación (10-9 ahora), pero también que uno de sus problemas es cerrar los partidos igualados. Antes un rival con el colmillo tan retorcido como estos Spurs dejaron escapar 15 puntos de ventaja (48-35 al descanso después de un 24-9 en el segundo cuarto) y, lo que es casi peor, un 96-93 con menos de 90 segundos por jugar y posesión en su poder. Los de Wisconsin no anotaron en más de dos minutos y vieron como LaMarcus Aldridge a falta de 21 segundos sumaba los dos puntos decisivos (96-97) tras un tapón de Giannis Antetokounmpo (acabó con 22 puntos y 11 rebotes y sigue embalado hacia su primer All Star Game) que fue considerado goaltending. Y la canasta, por lo tanto, válida.

Después Mirza Teletovic falló, a falta de tres segundos, un triple franco desde la esquina derecha y el propio Aldridge aseguró el rebote. Los Spurs, en fin, volvieron a ganar. Volvieron a encontrar formas: LaMarcus terminó con 18 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias y Pau Gasol con, en 27 minutos, 15 puntos y 9 rebotes. Dedmon (10+6) les hizo un trabajo impagable debajo de los aros y Tony Parker volvió con discreción (6 puntos, 5 asistencias). Patty Mills tuvo el día negado (0/8), Bertans fue expulsado junto a Michael Beasley tras una tangana en el tercer cuarto y Kawhi Leonard empezó mal pero acabó con 21 puntos (en 22 tiros, eso sí) y 9 rebotes. Pero los Spurs ganaron. Y ganan, ganan y vuelven a ganar. Y están 17-4 en sus primeros 21 partidos sin Tim Duncan. ¿Lo habrían firmado antes de comenzar la temporada? Por supuesto que sí.