Competición
  • Copa Sudamericana

Las 5 grandes polémicas de Johnny Herrera con Azul Azul

Universidad de Chile

Las 5 grandes polémicas de Johnny Herrera con Azul Azul

Las 5 grandes polémicas de Johnny Herrera con Azul Azul

RAMON MONROY/PHOTOSPORT

RAMON MONROY/PHOTOSPORT

El portero y capitán sumó un nuevo capítulo a los problemas que ha tenido con la dirigencia universitaria desde que regresó al club en 2011.

Se desató la guerra en Universidad de Chile entre Azul Azul y Johnny Herrera. Las duras declaraciones del presidente Carlos Heller contra el capitán de la U consolidó una nueva polémica que tuvo su origen el viernes pasado, cuando el arquero criticó la decisión de tener una dupla técnica en la banca.

Pero no es primera vez que Herrera tiene problemas con la dirigencia del equipo, ya que desde su regreso al club en 2011 ha tenido conflictos con todas las dirigencias que han estado a cargo de la concesionaria.

En contra del fichaje de Paulo Garcés

A mediados de 2011 la U, bajo el mando de Federico Valdés, fichó a Paulo Garcés y lo envió a préstamo a La Calera antes de integrarse a los azules en 2012. Esto no cayó nada de bien en Herrera, quien recordó un conflicto pasado con el portero.

En 2005 la UC derrotó a la U en la final por penales y Garcés le enrostró los goles al portero azul y así disparó que "van a traer a un jugador que me gritó los goles en la cara el 2005".

Además explicó que "lo tengo que conversar con los dirigentes. No sé cual será el tema de contratar a un arquero a esta altura del año y cuando hay otros con contrato vigente. Por el bien del equipo no sé a quién quieren sacar a fin de año".

Finalmente Garcés llegó a la U al año siguiente, donde estuvo de suplente de Herrera hasta 2013.

Su frustrado traspaso a River Plate

En la final del Apertura 2012 Herrera fue el héroe de la U, al tapar dos penales en la definición ante O'Higgins para sellar el tricampeonato de la mano de Jorge Sampaoli. A pesar de su descollante actuación, el portero celebró mesuradamente e incluso mostró cierta tristeza.

Luego el arquero reconocería que estaba convencido que era su último partido en la U, ya que tenía prácticamente cerrado su fichaje en River Plate. Incluso el entonces presidente José Yuraszeck reconoció que la oferta era atractiva, pero que la rechazaron porque no querían desprenderse de una de sus figuras.

Finalmente el jugador aceptó quedarse, pero no sin dejar de expresar su pesar: "Era una oportunidad de jugar en un equipo que me forjé admirando cuando Salas jugaba ahí. Siempre dije que me gustaría jugar en el fútbol argentino. Para mí era un desafío que quería tomar, hacerme un nombre en un país donde se vive el fútbol como yo lo vivo".

Además apuntó a Yuraszeck al señalar que "el presidente actuó como hincha".

Molestia por el trato a Lasarte

El último gran logro de Universidad de Chile fue el título de Copa Chile en 2015, donde vencieron a Colo Colo en la final. En aquel momento ya se sabía que el uruguayo dejaría la banca luego de estar envuelto en rumores durante meses por una posible salida y la gran cantidad de nombres que sonaban para reemplazarlo.

Finalmente el mismo DT confesó que la dirigencia había pedido su permiso para negociar con Sebastián Beccacece, cuando aún no culminaba su ciclo. Así, tras el duelo ganado por penales en La Serena al archirrival, Herrera le dedicó la victoria al uruguayo, con dardos a los dirigentes.

"Si algún día me dicen que no me necesitan, yo agarro mis cosas y me voy, pero este cuerpo técnico afrontó con una entereza, con una seriedad, que de verdad es para destacar".

"Todos saben que viene gente nueva, pero ellos afrontaron estos partidos con una entereza tremenda esta parte final", agregó el bicampeón de América, sumándose a los cuestionamientos por el actuar de Azul Azul y el ambiente tenso que luego tuvo su momento más fuerte cuando Beccacece se reunió con un grupo de jugadores para informarles que no seguirían en el club un día antes de disputar la última fecha del torneo.

Diferencias en su renovación

A mediados de año se comenzó a hablar de la renovación de Johnny Herrera, la cual se suponía que sería fluida, pero el tema se fue dilatando a tal punto que el arquero comenzó a presionar públicamente a la dirigencia para conseguir su objetivo de extender el vínculo hasta 2020.

"Si tengo que terminar mi carrera en otro club, lo haré", llegó a decir el capitán, quien en otra ocasión dijo que "los dirigentes se llenan la boca hablando de contrato vitalicio y no cumplen ni la mitad de lo prometen".

En los primeros días de agosto finalmente se anunció un acuerdo con el jugador, donde se impuso la propuesta de Azul Azul y Carlos Heller, con un contrato solamente hasta 2018.

A pesar del acuerdo, Herrera no dejó escapar la chance de dejar en claro que “me quedé por un proyecto de vida y por ser consecuente conmigo, acorde a los valores que tengo”.

Su rechazo a la dupla técnica

Luego de terminar otro nefasto semestre en el torneo de Apertura 2016, comenzó la discusión sobre la continuidad o no de la dupla de Víctor Hugo Castañeda con Luis Musrri, que llegaron de emergencia en septiembre tras el despido de Beccacece.

Aunque la mayoría de los jugadores se mostraron cautos y públicamente apoyaron a los ídolos azules, Herrera sorprendió a todos al mostrarse contrario a esta alternativa. "Somos una institución muy grande, no somos un club como para hacer experimentos, como para tener dos técnicos. No sé en qué parte del mundo ha tenido éxitos. Creo que no. Si tiene que seguir este cuerpo técnico, que siga uno. Si seguimos experimentando, no nos va a ir bien", dijo tras la última fecha donde empataron con Huachipato.

Unos días después se hizo oficial la salida de Castañeda y Musrri y se asumió que la decisión tuvo un potente fundamento en el comentario que había hecho el capitán azul, que se asumía era la verdadera visión de todo los jugadores.

Así, cuando el ambiente ya estaba tenso y los futbolistas estaban de vacaciones, Heller no se aguantó y respondió con dureza al cuestionamiento del portero: "Vamos a hablar con Johnny cuando vuelva de vacaciones. No puede estar ventilando cosas por la prensa. (...) "los jugadores cabrones no nos gustan. Se acabó la buena onda, no mandan ellos. Van a hablar menos". Y para rematar, sentenció que "no hay vacas sagradas".

0 Comentarios

Normas Mostrar