Gasol, Conley y Randolph: los de siempre ganan en Denver

NUGGETS 98 - GRIZZLIES 105

Gasol, Conley y Randolph: los de siempre ganan en Denver

Gasol, Conley y Randolph: los de siempre ganan en Denver

MATTHEW STOCKMAN

AFP

Juancho Hernangómez no jugó por decisión técnica y los Memphis Grizzlies consiguieron vencer en Colorado.

Años llevan los Memphis Grizzlies intentando llegar al siguiente nivel. Pero en la NBA no es fácil el salto de muy bueno a buenísimo, y menos desde Tennessee. En 2007 llegó Mike Conley (vía draft, número cuatro), en 2008 Marc Gasol (dio el salto a los 24 años) y en 2009 Zach Randolph (desde Los Angeles, a cambio de Quentin Richardson). Y hasta ahora... Lo demás han sido complementos, algunos intentos fallidos, otros simplemente faltos de talento. El último intento de mejorar el equipo, de dar ese siguiente paso, es Chandler Parsons, un jugador al que, ojalá me equivoque, parecen haber matado las tempranas lesiones. No encuentra fuerza ni apoyo constante en esas piernas para sostener una mecánica de lanzamiento que choca una y otra vez contra el hierro. 94 millones de dólares para que sean los de siempre los que siguen sacando los partidos adelante. La historia reciente de los Grizzlies...

Ayer se presentaron en Denver, ante uno de los equipos jóvenes con más potencial de la competición. ¿Qué hicieron? Llevar el partido a su terreno. Al trote. Y así se impusieron en un partido igualado que se decidió en los últimos seis minutos.

Mike Conley anotó 31 puntos y acertó cinco veces desde el triple, Marc Gasol se fue hasta los 23 (+5+6) y también clavó tres triples, y Zach Randolph impartió su enésima lección bajo los tableros: 20 puntos y 11 rebotes en 26 minutos y con 35 años. Parece fácil...

Los Nuggets lo intentaron, aguantaron en el partido por puro talento, pero contra los Grizzlies no hay rachas y los jóvenes sin rachas no suelen volar. 19 de Gary Harris, 11 de Murray, 24 de Gallinari y 10+11+6 de un Nikola Jokic que tiene que mirar más hacia el aro. No porque esté mal lo que hace, sino porque es demasiado bueno como para no mirar. Mucho futuro en Colorado, pero para ganar a la vieja guardia de Tennessee hace falta algo más de presente.

0 Comentarios

Normas Mostrar