CAVALIERS 128-PISTONS 96

LeBron también quiere el MVP: otro triple-doble y exhibición

Los Cavs anotan sus diez primeros triples y el 85% de sus tiros al descanso (74-48) ante unos Pistons completamente superados por el campeón.

0
LeBron también quiere el MVP: otro triple-doble y exhibición
Ken Blaze USA Today Sports

Después de cuatro derrotas en cinco partidos, los Cavaliers volvían a The Q en buscar de tranquilidad y buenas sensaciones ante un rival asequible pero que le había derrotado en su último enfrentamiento en Ohio: Detroit Pistons. Y el campeón tuvo mucha tranquilidad y muy buenas sensaciones, en ese nivel que le aleja de cualquier competencia, al menos en el Este: 128-96 final, 74-48 ya a la altura de un descanso al que los de Lue llegaban con un 85% en tiros después de anotar sus diez primeros triples (19/30 total, 63%). Los Pistons, que en su última visita jugaron un excepcional último cuarto, ni tuvieron que pasar por pista en este (104-70 al final del tercero).

LeBron James comandó la carga en ese nivel de energía actual que irradia a todo su equipo: solo jugó 28 minutos porque en 24 había completado su décimo triple-doble de la temporada, el tercero en cuatro partidos (52 ya en su carrera): 16 puntos, 11 rebotes y 12 asistencias para un jugador al que solo le rebajan opciones de MVP, y no deja de ser una paradoja, el hecho de que su excelencia es una constante ya rutinaria. Año tras año.

Con Larry Sanders (que pasará por la Liga de Desarrollo para ponerse a punto) en pista en los últimos segundos, Kevin Love a días de volver y JR Smith cada vez menos oxidado (12 puntos, 3/4 en triples), los Cavs contaron también con la aportación habitual de Kyrie Irving (26+6 en 30 minutos) y buenos partidos de Deron Williams, Richard Jefferson, Iman Shumpert…

Fue muy fácil porque a ese nivel los Cavs se lo ponen muy fácil: Tobias Harris anotó 17 puntos para unos Pistons desarbolados y en los que el backcourt (Jackson y Caldwell-Pope) combinó un 6-23 en tiros. La victoria mantiene a los Cavs en el asiento del conductor del Este (44-22, dos partidos y medio por delante de los Celtics, tres por delante de los Wizards) y la derrota tensa las cosas para los Pistons en lo que ya es una pelea de perros por las tres últimas plazas de playoffs en la Conferencia: ahora son séptimos (33-34) con solo medio partido de ventaja con respecto a los Bucks (la frontera) y uno sobre Bulls y Heat. El que menos falle…