Las 7 conclusiones del GP de Argentina: Mack, eterno Rossi...

MOTOGP | GP DE ARGENTINA

Las 7 conclusiones del GP de Argentina: Mack, eterno Rossi...

Viñales, Rossi, Marc Márquez, Mir, Álex Márquez, Lorenzo y Bautista. GP de Argentina 2017 de MotoGP.

Agencias

Victorias de Maverick contra la presión, eterno Rossi, fiasco de Honda y Ducati, mucho Bautista, el desafío de Álex y el futuro de Mir.

Termas de Rio Hondo

1. Victorias contra la presión

Había cierto escepticismo alrededor de Maverick Viñales y su dominio de la pretemporada, cuando logró con la Yamaha el mejor crono en los cuatro test de invierno. Que si una cosa son los test y otra las carreras, que si no será fácil convivir con Rossi como compañero de equipo, que si es muy joven (22 años) para soportar la presión del favoritismo… Todo pamplinas. Dos victorias de dos posibles como mejor medida contra la presión y tiene pinta de que habrá muchas más.

2. Eterno Valentino Rossi

Otro del que se han tenido que oír teorías inapropiadas este invierno ha sido Valentino Rossi. Había quien empezaba a enterrarle en base a su edad y sus flojos resultados de pretemporada, unos resultados que se trasladaron también a los entrenamientos de los dos GGPP disputados. Sin embargo, El Doctor ha vuelto a demostrar que prefiere gastar la pólvora en las carreras y ha arrancado con dos podios consecutivos, derribando la teoría de que con 38 años no se puede ser tan rápido como con 37, cuando ya fue subcampeón…

3. El mundo al revés para Honda

En 2016, el Repsol Honda arrancó con una crisis a nivel técnico que taparon los buenos resultados de Marc Márquez (tercero en Qatar y primero en Argentina). Ahora que tiene una moto mejor que la de entonces, los resultados no salen igual (cuarto en Qatar y caída en Argentina). Parece el mundo al revés, cuando había más problemas lideraban y ahora que la Honda, sin ser aún perfecta, tiene una base mejor resulta que están a 37 puntos del liderato de Mack. Cuesta encontrar explicaciones aunque aquí Marc asumió el error como propio sin echar la culpa al empedrado.

4. La maldición argentina de Ducati

Lógica desesperación en el box oficial de Ducati, con la creencia de que empiezan a estar malditos en Argentina. Tanto Lorenzo como Dovizioso se fueron al suelo en la carrera, con lo que se repetía el balance del año pasado. El de entonces fue más dramático y esperpéntico, porque sucedió en la penúltima curva de la última vuelta, cuando Iannone tiró en un exceso de furor a su compañero Dovizioso. Esta vez se cayeron solos y el único que tiró algo fue Lorenzo, a su Desmosedici en la grava en un acto de desesperación que se vio desde la grada.

5. Bautista está que se sale

Al igual que en Honda, el mejor resultado para Ducati llegó de un piloto satélite. Crutchlow fue tercero y Bautista cuarto. El español está que se sale, porque en Qatar ya peleó por el quinto puesto con Pedrosa, hasta que se cayó, y aquí le quedó la sensación de que con unas vueltas más podría haber llegado hasta el citado Cal y Rossi. Redujo su desventaja de seis a tres segundos y sueña con regresar al podio este año, lo que no sucede desde Francia 2014. Lorenzo le felicitó por su buen resultado y, como ya sucediera en el invierno, le toma como referencia.

6. El desafío de Álex Márquez

Fue una auténtica lástima la caída de Álex Márquez en la última vuelta de Moto2. Tenía el segundo asegurado, pero no se conformó y tiró a la desesperada a por Morbidelli, en un intento desesperado de recortarle las cuatro décimas que llevaba en el último giro. Aunque se aplicó hielo en la mano izquierda al llegar al box, la posterior radiografía descartó que hubiera huesos rotos y constató que en realidad le dolía más el alma. Ha sufrido mucho hasta adaptarse a la categoría intermedia, a la que llegó como campeón de Moto3, y ahora su desafío inmediato es conseguir que este palo no le afecte a la moral y vuelva en Texas con el mismo empuje que se le ha visto en Argentina. Que no le entren dudas, porque la victoria llegará.

7. Va a haber tortas por Mir

Humildad, cabeza fría y pies en el suelo es la consigna a seguir por Joan Mir a pesar de haber enlazado dos victorias de manera consecutiva en la difícil categoría de Moto3. Lo que sí tiene claro el mallorquín de 19 años es que, pase lo que pase, subirá la próxima temporada a Moto2 y es evidente que habrá tortas por hacerse con sus servicios. Ya las hubo por tenerle este año (hasta 14 ofertas tuvo) y el Leopard Racing le convenció para mantenerle en su box, con una Honda que va de cine porque lleva seis podios de seis posibles. Su representante es Paco Sánchez, el mismo de Maverick, y le pondrá encima de la mesa todas las opciones para que sea él quien decida.

0 Comentarios

Normas Mostrar