Jeff Hardy se confiesa: “Pelee drogado con Sting”

WWE

Jeff Hardy se confiesa: “Pelee drogado con Sting”

Jeff Hardy celebra una victoria en la WWE.

El wrestler estadounidense, quien regresó en Wrestlemania a la WWE, habló por primera vez de su adicción a las drogas en el podcast “The Art of Wrestling”.

Los Hardy Boyz están de moda. Una de las parejas de hermanos más querida del wrestling regresó en Wrestlemania 33, donde se alzaron con el Campeonato por Parejas de Raw. Los Hardy volvieron por todo lo alto tras varios años en la TNA (principal competidora de la WWE). Ambos sufrieron problemas con las drogas y el alcohol, pero sólo Matt había hablado de ello. Ahora, Jeff reconoció en el podcast de Colt Cabana (The Art of Wrestling”) su adicción a las drogas.

Fue el calendario, lo que me llevó a consumir. Tú estabas en Raw, luego era viernes, sábado, domingo, lunes... y ya estabas de nuevo en Raw, y así fue durante muchos años. Tenía mi forma de desconectar, como por ejemplo pintar, pero nunca tenia tiempo para ello, y eso me llevó a tomar drogas, como el opioide, Vicodin o el soma. No podía vivir sin tomarme esas pastillas porque cuando me las tomaba me sentía mejor”, recuerda el wrestler. Debido a esa presión, Hardy decide dejar la compañía y aterrizar en 2010 en TNA, aunque hasta 2011 no tocaría fondo.

El menor de la saga se enfrentaba a Sting, combate en el que no apareció las condiciones óptimas. El público se dio cuenta, más cuando fue derrotado en menos de un minuto y medio. Seis años después, Hardy reconoce que le pasaba. “Cuando pelee con Sting en 2011 estaba tomando Somas, estaba muy mal y ni siquiera podía luchar, fue la primera vez que me pasó. Eso es lo más estúpido que he hecho. No podía pelear con mi ídolo, el hizo lo correcto al ganarme”.

Ese combate fue un punto de inflexión para Hardy, quien recibió la ayuda de la leyenda del wrestling. “Fue una revelación para mí. Sting hizo lo que tenía que hacer, fue lo mejor para mí. Me hizo reflexionar y cambiar mi modo de vida. Después estuvo a mi lado para que volviese en óptimas condiciones al cuadrilátero”, reconoce. El wrestler también está agradecido a la TNA, quien pagó su tratamiento. “La TNA me pagó la desintoxicación y me esperó, cuando tenían razones de sobra para haberse olvidado de mí. Siempre estaré en deuda con ellos”.

Hardy volvió en 2012 totalmente recuperado y fue recuperando su mejor nivel. En 2017, tras problemas contractuales de los hermanos Hardy con la TNA ambos recibieron la oferta para volver a la WWE, algo que hace al de Carolina del Norte estar en el mejor momento de su carrera. “He estado limpio desde entonces. Mi vida es lo mejor que podría ser. Estoy de vuelta en casa, en la WWE con mi hermano Matt, y puedo seguir haciendo lo que amo todos los días”.

0 Comentarios

Normas Mostrar