Los 4 cambios futbolísticos que provocará Pinilla en la U

Torneo de Transición

Los 4 cambios futbolísticos que provocará Pinilla en la U

La presencia del ariete tendrá un impacto en el modelo de juego. Felipe Mora, con sus rasgos, perfiló al equipo azul y así también ocurrirá con el ex Genoa.

Ya está definido y no debería haber ninguna sorpresa al respecto. Si hasta el DT Ángel Guillermo Hoyos afirmó que será un honor dirigir a Mauricio Pinilla. Este miércoles en la mañana aterrizará en Santiago el ariete nacional para sumarse al plantel de Universidad de Chile. Le dará curso así a su segundo retorno al cuadro en el que se formó.

La U viene de obtener el título y con Felipe Mora, el '9' a quien reemplazará Pinilla, como gran figura. Fue el goleador del Clausura, lo que le permitió fichar por el Cruz Azul de México, a cambio de 4 millones de dólares por su pase. En este contexto, ¿cuál puede ser el aporte futbolístico del ex centrodelantero del Genoa de Italia?

Mejoría del juego aéreo colectivo

Un aspecto dominante en el accionar de Pinilla es su fortaleza en el juego aéreo. El atacante posee buena estatura (1,87 metros) y también un enorme poder para despegarse desde el suelo. Además, la coordinación tiempo y espacio en la ejecución aérea es óptima.

El artillero suele brincar leves fracciones de segundo antes que el marcador de turno y ganar la posición en elevación, lo que hace imposible toda respuesta defensiva. Así ocurre en ataque principalmente, aunque también en la labor defensiva: no claudica en la responsabilidad de colaborar en cada balón detenido en contra.

Facilitación del Ataque Directo

Su complexión física le permite a Pinilla retener el balón, aguantar la marca y permitir así el avance de las otras líneas para concretar la progresión de su equipo en el campo de juego. En palabras simples, hay que tirarle la pelota al '9' y que se las arregle con los defensas contrarios para sacar a su propio conjunto desde atrás.

En estos términos, su labor se vislumbra ampliamente funcional al Ataque Directo (jugar al pelotazo). Los azules son más de un fútbol de toque (Ataque Construido), pero el ex Genoa puede perfilarse como una gran opción para variar en este sentido, cumpliendo así con una preciada norma de acción para evitar la temida predecibilidad: el principio de la Alternancia en el juego.

Presencia fija de un '9'

La gran capacidad técnica de Felipe Mora lo impulsaba a dejar su zona de acción para involucrarse en el Ataque Construido. Sus descensos en la cancha lo convertían en un '10 circunstancial', lo que era favorable al toque del balón, en la etapa previa a la finalización.

Pinilla es un ariete más estacionario. El tipo no suele abandonar el puesto y su ubicación únicamente suele oscilar entre la zona de acción de uno u otro central. No más que eso. Entonces, los azules tendrá un presencia fija en el eje del ataque, una variante distinta a la del 'salir para volver a entrar' que hizo notable la faena de Mora.

Uso frecuente del tiro

El ex atacante del Genoa no es un '9' de movilidad permanente y en grandes espacios. Lo suyo consiste en realizar permanentementes diagonales cortas, de adentro hacia afuera, para recibir el balón en el borde superior del área penal. Y en esta situación, efectuar el disparo al arco.

Pinilla busca frecuentemente el espacio, también por delante de los zagueros con un descenso corto y rápido, para intentar convertir mediante el tiro. Ocurre en las inmediaciones del semicírculo penal y los remates, potentes y sorpresivos, generan peligro. Será un cambio en relación a lo que vienen realizando los azules, que es un juego de combinaciones hasta dentro del área para convertir.

0 Comentarios

Mostrar