ARTÍCULO EN THE PLAYER'S TRIBUNE

La dura confesión de Odom: "Me metía cocaína todos los días"

El dos veces campeón de la NBA se sincera en un artículo en 'The Players' Tribune': "Ahora estoy sobrio. Tengo una adicción. Siempre la tendré".

0
La dura confesión de Odom: "Me metía cocaína todos los días"
@PLAYERSTRIBUNE

En octubre de 2015, Lamar Odom fue hallado inconsciente en la habitación de un motel de Nevada. Una sobredosis estuvo a un paso de acabar con su vida. "Me di un apretón con la muerte", explica el dos veces campeón de la NBA (con los Lakers) en un sincero y sobrecogedor artículo firmado por su puño y letra en 'The Players' Tribune'. En el mismo arranca contando su experiencia al despertar tras cuatro días en coma.

"Cuando me desperté en la habitación de un hospital de Nevada no podía moverme. No podía hablar. Estaba atrapado en el interior de mi propio cuerpo. Mi garganta me dolía a más no poder. Miré hacia abajo y vi todos esos tubos saliendo de mi boca. Entré en pánico".

Odom habla abiertamente y sin tapujos de su adicción a la cocaína. De cómo se refugió en su abuela y en el baloncesto cuando su madre falleció a causa de un cáncer cuando él era todavía un niño. Del hijo de apenas seis meses que perdió en 2006. De sus numerosas infidelidades y juergas. De como, poco a poco, la droga fue apoderándose de él. 

"Los médicos me contaron que mis hijos habían venido a visitarme antes de que despertarse del coma. Aquello me rompió el corazón porque yo ya había presenciado a mi madre en su lecho de muerte con los mismos tubos saliéndole de su boca. Mis hijos fueron el motivo por el que seguí adelante. [...] Ahora estoy sobrio. Pero cada día cuesta no recaer. Tengo una adicción. Siempre la tendré. Nunca se va. Me explico, quiero drogarme ahora mismo. Pero sé que no puedo hacerlo si quiero seguir aquí por mis hijos".

"Me metía cocaína todos los días. Casi cada segundo de tiempo libre que tenía, estaba metiéndome coca. No pude controlarlo. Mi cerebro estaba roto. A medida que pasaban los años, y llegué a los 30, mi carrera se fue hacia abajo y las cosas se salieron de control". Estremecedor.