Estás leyendo

El ejemplo de Pinilla

El ejemplo de Pinilla

Esta columna no es sobre fútbol, pero sí sobre un futbolista. No es sobre tácticas ni estrategias. Es sobre algo mucho más importante. La madurez que demuestra un jugador del que siempre se espera mucho. Esta columna no es sobre goles convertidos o penales perdidos. No es sobre colores azules o blancos. Es sobre una nación que construimos o destruimos entre todos.

Mauricio Pinilla y su familia sufrieron lo que muchos chilenos han padecido. Hace algunas semanas asaltaron su casa. Aparte de los bienes materiales, que no es poco, fue la sensación de inseguridad, de invasión, lo que dejó al espigado delantero con un sabor de rabia y amargura.

Hace pocos días, atraparon a parte de la banda que cometió el atraco. Entre los asaltantes había un menor de edad, un chico de 17 años.

En una sociedad que suele criminalizar todo, que espera mano férrea como la única solución posible, que no acepta otro tipo de discurso que no sea el castigo y la sanción, Pinilla sorprendió a muchos con sus declaraciones.

"Ya no les guardo rencor a los que entraron a robar a mi casa. Crecieron en ambientes que no son idóneos. En el robo a mi casa estaba involucrado un niño de 17 años y eso me da pena", dijo Pinilla.

"Conversamos sobre esto con mi señora y tal vez se pueda hacer algo, ayudar de algún modo. De verdad que ya no guardo ningún rencor. Terminé más preocupado después de conocer los detalles de la investigación que con odio", agregó.

Quizás los años fuera de Chile o la madurez que parece demostrar, tienen a un Mauricio Pinilla con un discurso diferente. Quizás no dijo lo que todos esperaban. Fue más allá. Dio cuatro pasos adelante. No cayó en la tentación inicial de hablar de la delincuencia, que a todos nos inquieta, sin contexto. Pinilla no habló de los jóvenes que asaltaron su casa. Pinilla habló de Chile, de ese Chile desigual que golpea a propios y ajenos.

"Mi instinto y mis sentimientos me dicen que no me quede de brazos cruzados por los niños de escasos recursos. Deben tener un futuro decente, un futuro como corresponde y que realmente puedan tomarle el valor a la vida”, cerró el atacante. Los mismos medios calificamos como "sorpresiva" la reacción del delantero. Porque también estamos en medio de ese círculo, actuando a veces como un engranaje peligroso que denuncia mucho pero que rara vez corrige o propone.

Ni idea si Mauricio Pinilla hará muchos o pocos goles en la U. Yo creo que convertirá por montones porque es un delantero con enormes condiciones y que aún puede dar mucho. Puede ser alternativa para la selección, pues su estilo de juego sigue siendo escaso en nuestro medio. Se ve enfocado. Maduro. Grande.

Pero esta columna no es sobre fútbol. Es sobre algo mucho más importante. Es sobre Chile y su destino. El país que todos construimos y, en ocasiones, destruimos.

0 Comentarios

Normas Mostrar