UNIÓN ESPAÑOLA - UNIVERSIDAD CATÓLICA

Pinares y Unión acrecientan el mal momento de Católica

Pinares y Unión acrecientan el mal momento de Católica

JAVIER TORRES/PHOTOSPORT

JAVIER TORRES/PHOTOSPORT

El volante le dio el triunfo a los hispanos con un penal picado. La UC no jugó bien, y sufrió la expulsión de Aued y Kuscevic
Palestino - U. Católica en vivo online: Torneo Nacional 2018

Universidad Católica no despierta. No reacciona. El cuadro universitario volvió a mostrar una pálida versión este sábado en Santa Laura, y cayó por 1-0 ante Unión Española, en un duelo que desnudó otra vez los problemas que arrastra. El equipo de Mario Salas no convierte, no juega bien, y por ahora, no tiene respuesta.

En la primera mitad del partido ambos equipos se repartieron el tiempo y la posesión de la pelota. Era como si ésta quemara, y cada ataque, o intento de ataque, terminaba siempre de la misma forma: un mal pase, un movimiento predecible o un rechazo de una de las dos defensas.

Pero llegó el descanso, y tras éste la mejor jugada del partido. Cristopher Toselli derribó en el área a Cesar Pinares a los dos minutos del complemento, y el mediocampista definió con una sutileza, un penal picado a los Panenka, para desnivelar el encuentro. 1-0.

La jugada de Pinares siguió dando vueltas un buen rato en Santa Laura. A partir de él, Unión ganó confianza, construyó buenas sociedades en el mediocampo junto a Galluci, Aránguiz y Meneses, y se acercó en un par de ocasiones al arco de Toselli.

La UC, en cambio, no tuvo un plan muy claro para salir del panorama adverso. Antes del partido, los grandes problemas de los universitarios eran la falta de gol, las escasas variantes en ataque y el esquema predecible en el que se ha convertido todo en los últimos meses. En Independencia la sensación que quedó es que no pudo resolver ninguno de ellos.

Cuando Salas apostó por poner en cancha un 3-5-2, la expulsión de Benjamín Kuscevic terminó por desbaratar el plan del entrenador. Hubo que rearmarse, pero ni siquiera con la expulsión de Ángel Pizzorno en los locales, se abrió una puerta.

La frustración, la falta de opciones se tradujo en una nueva roja, ésta vez a Luciano Aued, y ahí terminó el partido. No apareció nunca Buonanotte, Espinosa tampoco pudo generar, y Santiago Silva apareció otra vez como una isla. Un faro lejano al que no llega nada, y que cada vez se ve más lejos.

0 Comentarios

Normas Mostrar