ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

PATRIOTS-TEXANS

Tom Brady logra su 50ª remontada con los Patriots

Los New England Patriots se llevan una sufrida victoria ante unos aguerridos Texans. Bill Belichick sigue sin perder en casa contra un QB rookie.

Actualizado a
Tom Brady y Rob Gronkowski intentarán volver a hacer de las suyas en el partido entre los New England Patriots y Houston Texans.
Chris GraythenAFP

Tom Brady lo volvió a hacer. Y es la quincuagésima vez en su carrera. La remontada número 50 en otra serie final increíble en la que todos dentro el Foxboro Stadium sentían taquicardias menos uno, el quarterback de New England, que paseaba por el emparrillado con toda la calma del mundo, seguro de que con los 2 minutos y 24 segundos restantes tenía tiempo de sobra para ganar una guerra. Y sobre todo, convirtiendo a Brandin Cook por fin en un factor. No solo fue el receptor que culminó la remontada con un pase de Brady de 25 yardas, también había anotado antes otro touchdown, y terminó el partido con 131 yardas. En realidad, los números que esperaban en New England cuando pagaron una primera ronda por él.

Sin embargo, el partido de New England volvió a ser decepcionante. Su ataque terrestre no acaba de carburar y echan mucho de menos a Lagarrette Blount, que quizá no consiguiera muchas yardas por carrera, pero sí fijaba a la defensa rival. Gillislee no es capaz de romper por potencia ni agilidad, James White ha dejado de ser un factor sorpresa y Lewis ni está ni se le espera. Con ese hándicap, los Patriots están obligados a sobrecargar el juego en el pase, y sobre todo en Gronkowski, y con ello falta fluidez y ritmo. Hasta el punto que tres de los cinco touchdowns de Brady se debieron sobre todo a errores gravísimos de cobertura de la secundaria de Houston.

Esa falta de soluciones no solo facilitó el trabajo de la defensa de los Texans, también dejó en evidencia la línea ofensiva de los Patriots. El front seven de Hosuton casi siempre hizo lo que quiso y presionó mucho a Brady que sufrió tres fumbles y cinco sacks.

En realidad, los Texans jugaron mucho mejor que los Patriots casi siempre y merecieron la victoria. En ataque conseguían series muy sostenidas con Deshawn Jackson cada vez más asentado como quarterback titular. A pesar de que lanzó dos intercepciones, casi siempre volvió loca a la defensa de New England, que también tendrá que mejorar mucho para que los de Foxboro empiecen a ser de verdad competitivos. Los discípulos de Patricia solo consiguieron un sack, metieron muy poca presión a Watson que con su movilidad les volvió locos, y encajaron 126 yardas de carrera y 301 de pase. Con Gilmore, el flamante fichaje estrella de Boston en la pasada offseason, llegando siempre lejos y tarde en cobertura hasta que tuvo que sentarse en la banda por un golpe de calor.

Al final, y pese a todo, no importó que Houston jugara mejor en ataque y en defensa. Cuatro latigazos de Brady primero, con touchdowns de 5 yardas de Gronko, 7 de Hogan, 47 otra vez de Hogan y 42 de Brandin Cooks, y otro drive final memorable para culminar la remontada, terminaron por darle la victoria a unos Patriots inferiores en el global del partido y que tienen por delante mucho trabajo para reencontrarse con su mejor juego.

Así hemos vivido el Patriots 36 - Texans 33 de la tercera jornada de la NFL

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?