FÓRMULA 1 | GP DE MALASIA

Las seis conclusiones del GP de Malasia: Verstappen, Vandoorne...

Max salvó el año; Hamilton, inusual; Stoffel, el hombre del día; la presión extrema de Ferrari; la garra de Pérez y el humano Alonso.

Sepang
0
Verstappen, Vettel, Vandoorne y Pérez en Malasia.

Verstappen, el talento vuelve a sonreír

Andaba cabizbajo durante toda la temporada Max Verstappen, quejica su padre y él lanzando alguna andanada en prensa, aunque con un talante mejor del que muchos piensan, quizá se le haya pegado algo de Ricciardo. Pero volvió a ganar y el talento sonríe de nuevo. Ya nadie puede dudar de que el holandés es uno de los grandes talentos de la F1 actual, aunque a veces comete errores no forzados, y con esta victoria ya ha salvado su temporada. Ahora, tranquilidad, y a disfrutar.

Hamilton se hace mayor

Lo que hizo Hamilton en Malasia no era frecuente en él, se dejó adelantar por Verstappen y después hizo una carrera tranquila, controlando el ritmo y a los que venían por detrás con un coche que esta vez no era el mejor. Al fin se hace mayor, aunque después se vuelva a subir a su moto y saque humo de las ruedas. Esas cosas suyas…

Vandoorne, ¿man of the day?

Hombre del día, así calificó Alonso en 'Instagram' a su compañero de equipo en un vídeo de esos suyos. El asturiano no parece afectado porque el belga le haya adelantado en el campeonato. Lo cierto es que Stoffel hizo una carrera muy seria, sin errores e intentando mantener su coche entre los grandes. Otro talento.

La presión de Ferrari

Es una de sus grandezas, pero también una de sus grandes debilidades. La presión siempre es extrema en Ferrari y eso provoca cosas como las de este fin de semana, comprensibles hasta cierto punto, con averías varias tanto en un lado como en el otro del garaje. En cualquier caso, Ferrari demuestra ser un equipo de los más grandes y han hecho un coche que, en Malasia, era el mejor.

Checo Pérez, puro México

México, país hermano, país que sufre tras un terrible terremoto, país que queremos y al que intentamos ayudar. País fuerte y con coraje, país que refleja como un espejo su piloto en Fórmula 1, Sergio Checo Pérez. Estuvo durante todo el fin de semana enfermo, pero salió a pista e hizo una gran carrera para ser sexto con su Force India. Puro coraje, puro talento. Checo, puro México.

Alonso es humano

Después de la salida mágica de Singapur, llegó el lado humano y lo que no puede ser. Y es que si te encuentras con un Williams en mitad de la pista al principio de la carrera debes frenar, si te encuentras después a los dos Force India tocándose casi, tienes que frenar. Y así empiezas muy atrás y con pocas posibilidades de hacer una buena carrera. Alonso, el más grande, también es humano. Claro.