El análisis que confirma a Colo Colo como un equipo defensivo

TORNEO TRANSICIÓN

El análisis que confirma a Colo Colo como un equipo defensivo

Guede admitió que el Cacique juega distinto y que logró mayor solidez. Cifras de 4 factores ofensivos revelan que el equipo está más contenido.

En la antesala del partido de este domingo contra Santiago Wanderers, Pablo Guede abordó las actuales críticas que tildan a Colo Colo como un equipo defensivo. En los últimos duelos dejó tal percepción. Liquidó a San Luis de contraataque. Ante Universidad Católica, estuvo atrás gran parte del encuentro y ganó gracias a una maniobra de ataque puntual y muy profunda.

"Venimos hace bastante tiempo haciendo buenos partidos. Eso de estar más sólidos atrás suena a que estamos medio defensivos, pero venimos de meter ocho goles en tres partidos. Pocos no son. No coincide lo que preguntan con la realidad", dijo el DT, centrando el análisis únicamente en los tantos anotados, aunque este factor no es el único indicativo de mayor o menor defensividad.

"Si ganamos solidez fue para encontrar los espacios a la espalda de los rivales y poder meter bastantes goles. Eso, para mí, es súper importante. No es que porque ganamos dos partidos seguidos ahora estamos bien. Bajo mi punto de vista venimos jugando así hace mucho tiempo", agregó el entrenador del Cacique.

Posesión y tiros

Dos variables clásicas para definir la ofensividad o defensividad de un equipo son la posesión del balón y los tiros a favor. Tener la pelota más que el rival y rematar regularmente hacia la portería contraria son asuntos clave en la definición del perfil de un equipo.

Guede cumple ya su tercer torneo al mando de los albos. Analizando las cifras de estas dos variables desde el primer campeonato en la banca colocolina hasta el actual, el argentino evidencia un matiz más defensivo.

En el Apertura 2016, la posesión promedio de Colo Colo ascendió a 58,28 por ciento. Luego, en el Apertura cayó a un 53,97% y actualmente registra una media de 50,13%. En el Transición apenas se impone por décimas sobre los rivales que ha enfrentado. 

En los tiros a favor pasa algo muy similar. Durante el primer torneo, el promedio de disparos fue de 15 por partido. Después bajó a 12,53 y ahora es 10,13. 

Corners y eficacia ofensiva

Otros parámetros relevantes en la percepción respecto del talante de un equipo tienen que ver con los tiros de esquina y la contundencia en cada envío hacia el arco rival. Normalmente, los que más atacan ejecutan más corners y necesitan también más disparos para llegar al gol, pues el equipo rival se repliega y achica espacios muy cerca de su área.

Durante el Apertura 2016, la media de tiros de esquina de Colo Colo llegaba a 7,27 por partido. En el Clausura siguiente descendió a 5. En la actualidad es 3,88 por encuentro.

En torno a la eficacia, el asunto es bastante concluyente. En el segundo semestre del año pasado, el Cacique anotaba en promedio cada 8,65 disparos. En el certamen posterior lo hizo cada 6,48 envíos. Ahora, los albos anotan cada 5,79 remates. Es decir, se defiende más, llega menos y es más eficaz en cada acción ofensiva, ya que cuenta con amplios espacios para convertir.

Una prueba de ello fueron el segundo y el tercer gol contra San Luis. Dos salidas veloces casi desde su propia área para pillar a los quillotanos absolutamente desarmados en la última línea y así marcar a voluntad.

0 Comentarios

Normas Mostrar