Los Lakers no logran la hazaña, pero Lonzo ya supera registros de Magic

Lakers
112
FIN
119
Pelicans

LAKERS 112 - PELICANS 119

Los Lakers no logran la hazaña, pero Lonzo ya supera registros de Magic

Brandon Ingram trata de taponar la bandeja de E'Twaun Moore.

Robert Hanashiro

USA Today Sports

Los angelinos llegaron a remontar 21 puntos en los últimos 14 minutos, pero se quedaron sin gasolina ante los Pelicans. Grandes minutos de Kuzma.

Los Lakers demostraron esta última madrugada que aún son un equipo tierno y por hacer con importantes lagunas en su juego. Pero al mismo tiempo dieron muestra de su enorme potencial y talento llegando a remontar 21 puntos con un parcial de 27-5 en apenas 6:43 minutos a caballo del final del tercer cuarto e inicio del primero. Un ciclón que se quedó sin energía en los últimos compases. Con más apuros de los previstos, los Pelicans consiguieron sumar su primera victoria de la temporada (112-119).

Esas preocupantes desconexiones en su juego no invitan a ser muy optimistas respecto a sus opciones de entrar en playoffs en un Oeste salvaje que no perdona (que se lo pregunten a los Warriors y Thunder: 1-2), aunque la buena noticia para los de Louisiana fue descubrir que hay vida más allá de Anthony Davis (otro partidazo para la colección: 27 puntos, 17 rebotes, 3 asistencias, 3 robos y 3 tapones) y DeMarcus Cousins (rozó el triple-doble con un 22+11+8). Jrue Holiday mejoró sus prestaciones, Ian Clark sumó puntos (14) desde el banquillo mientras que E'Twaun Moore (19) tuvo una de sus mejores noches desde que es jugador de la NBA. Descargar de responsabilidad a las, si se me permite la expresión, torres gemelas de Nueva Orleans no es ninguna tontería.

Los visitantes se despegaron pronto en el marcador empleando una lógica aplastante. A ellos les entraban los tiros mientras que a su rival no. Ya en el segundo cuarto amasaron su máxima renta (+22). Ball dirigía y Kentavious Caldwell-Pope y Jordan Clarkson anotaban, pero los angelinos seguían muy lejos de los pupilos de Gentry. Y en esas apareció la mejor versión de Klye Kuzma. Esa con la que apunta a robo del draft tras sus exhibiciones en la Summer League y la pretemporada. Randle se apuntaba a la fiesta confirmando que la segunda unidad de Luke Walton no es ninguna comparsa (64 tantos de los suplentes por 48 de los titulares, gris actuación de Ingram). Todo era alegría y juego dinámico... hasta que se agotó la gasolina. Los Pelicans se agarraron al partido y supieron esperar a que a los locales se les volviera a desviar la mirilla.

Récord de precocidad

Lonzo Ball no estuvo nada acertado de cara al aro (3/13 en tiros de campo, incluido un 0/5 en triples), aunque volvió a coquetear con el triple-doble: 8 puntos, 8 rebotes y 13 asistencias (también perdió 5 balones). Su aprendizaje en la NBA continúa al mismo tiempo que prosiguen los elogios de su entrenador: "Me gusta su agresividad". No hay duda de que el número dos del draft es un pasador excepcional con una visión de juego privilegiada. A cinco días de cumplir los 20 años se convirtió en el jugador más joven de la historia de los Lakers en repartir al menos 10 asistencias en un partido. Bate así un récord de precocidad del mismísimo Magic Johnson, quien lo consiguió por primera vez a la edad de 20 años y 75 días.

Las 13 asistencias de Lonzo Ball

0 Comentarios

Normas Mostrar