CURIOSIDADES

Por qué el láser del Blu-ray es azul y el del DVD es rojo

¿Sabías que el láser que lee tus discos Bluray es azul y el láser que lee tus DVDs es rojo? Esta es la explicación.

0
Por qué el láser del Blu-ray es azul y el del DVD es rojo

Nacido en 1995 y heredero del Láser Disc, el concepto del DVD o Disco Versátil Digital se creó para sustituir al formato VHS, y con el cambio de siglo y la bajada de precio de los reproductores -mucho más caros que un vídeo VHS-, el DVD supuso una auténtica revolución en la forma de consumir contenido en casa al abrazar el concepto digital por encima del analógico, posibilitando todo tipo de mejoras para la industria del Cine y los usuarios.

 

Láser azul, láser rojo

Pero una vez entramos en la nueva era digital, la tecnología se aceleró y en 2002 nació otro formato, el Blu-ray, que en 5 años se convirtió en el sustituto del DVD ya que trajo consigo mejoras como discos que no se rayaban, mayor espacio de guardado y contenido en Alta Definición HD a 1080p. A partir de 2007, cuando la PlayStation 3 salió al mercado, el formato Bluray empezó a ganar terreno, y actualmente es el estándar usado junto a un DVD que sigue resistiéndose a marcharse pero cuyos lectores están ya en desuso. Eso sí, la tecnología no para y la resolución 4K ha venido para quedarse, aunque la ventaja de los discos BR es que, a diferencia de los DVD, pueden fabricarse con más espacio de guardado, de 25GB a los 500GB que Pioneer ha logrado desarrollar.

Pero una curiosidad: siendo reproductores de discos ópticos, ambos formatos usan un rayo láser para leerlos. El láser del Blu-ray es azul, el del DVD es rojo. ¿Por qué el BR y el DVD usan diferentes colores en sus láseres? La respuesta corta es debido a la longitud de onda del láser, junto a todos los elementos que intervienen en el proceso.

Bluray - láser azul

Un lector y un grabador de BR usan un láser de color azul que tiene una longitud de onda de 405 nanómetros (por debajo de los 400 nanómetros la luz es ya ultravioleta y no visible por el ojo humano). El láser del bluray está compuesto por un material de nitruro de galio-indio, un material semiconductor hecho de una mezcla de nitruro de galio (GaN) y nitruro de Indio (InN) y aleación adecuada para construir células fotoeléctricas, especialmente para arreglos usados en satélites. Con un espectro de luz más cercano a los rayos UV que a los rayos infrarrojos, los discos BR tienen una velocidad de lectura de 54MB/s.

DVD - láser rojo

El lector y grabador de DVD usa un láser de 650 nanómetros, lo que lo acerca más al especto infrarrojo. Al tener una longitud de onda mayor que la del Bluray, la velocidad de lectura y escritura es menor porque la onda de su rayo es más larga y tiene mayor recorrido. Por tanto su velocidad es la mitad de la de un disco BR.

¿Por qué va más lento uno que otro? No es solo la longitud de la onda, sino que el algoritmo de los BR permite meter más información en un disco, compactar más los datos y por tanto que el láser los lea más rápido, mientras que en un DVD los datos están menos comprimidos, más desplegados por así decirlo sobre la superficie del disco. Además, en un BR el láser tiene los datos de lectura mucho más accesibles que un DVD, cuyo láser debe atravesar una capa de policarbonato que ralentiza el proceso y a veces provoca fallos -mover el reproductor durante la operación por ejemplo.

Un reproductor, dos láseres

El aumento de la tecnología en el caso del contenido doméstico trae consigo la retrocompatibilidad en varios dispositivos. El lector de Bluray es uno de ellos, ya que no sólo lee los discos codificados BR, sino que también puede leer sus predecesores, como discos DVD y hasta los aún vigentes CDs. Pero un reproductor DVD no puede leer discos BR. En este caso, el lector de Blu-ray viene equipado con dos láseres, uno azul y otro rojo, para poder leer ambos formatos.

Otra característica importante de los discos Blu-ray es su resistencia a las rayaduras y la suciedad frente a los DVD. La delgada separación entre la capa de lectura y la superficie del disco hacía estos discos más propensos a las rayaduras y suciedad que un DVD normal. Es por ello que se pensó primero en comercializarlos en una especie de carcasa o Caddy. La idea fue desechada gracias a la elaboración por parte de TDK de un sustrato protector llamado Durabis, que no solo compensa la fragilidad, sino que le otorga una protección extra contra las rayaduras a dicho disco.

El nombre, la clave

Pero, aún nos queda una duda. ¿Por qué el nombre está mal escrito? El nombre del formato es un compuesto de las palabras en inglés ‘azul’ y ‘rayo’, derivadas del tipo de láser que utiliza, pero en inglés azul es ‘Blue’ y no ‘blu’. ¿Por qué? Fácil: La letra e de la palabra original blue fue eliminada debido a que, en algunos países, no se puede registrar para un nombre comercial una palabra común.