Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

La 'moda' de los técnicos Sub 40 en el campeonato chileno

FÚTBOL NACIONAL

La 'moda' de los técnicos Sub 40 en el campeonato chileno

La 'moda' de los técnicos Sub 40 en el campeonato chileno

Aton Chile

La temporada 2018 comenzará con cinco entrenadores 'treintañeros' dirigiendo en Primera, marcando un importante precendente.
U. de Concepción - Colo Colo: Torneo Nacional 2018

El viernes 2 de febrero comenzará el Torneo Nacional con el enfrentamiento entre Universidad Católica y Temuco, en San Carlos de Apoquindo. Será el inicio oficial de otra temporada en la Primera División del fútbol chileno, que en esta oportunidad exhibe una llamativa tendencia: la presencia de cinco entrenadores menores de 40 años entre los 16 equipo del campeonato. 

El menor de todo estos técnicos es Francisco Bozán. Con 31 años, desde la temporada pasada está al mando de Universidad de Concepción, culminando el Torneo Transición con una sorpresiva clasificación a la Copa Libertadores, instancia en la que enfrentará a Vasco da Gama.

A continuación aparece Nicolás Larcamón. El argentino, de 33 años, se hizo conocido en el semestre anterior gracias a una buena campaña en la conducción de Antofagasta. Aunque tenía contrato vigente, optó por macharse para recalar en Huachipato. Solo había dirigido a Anzoátegui de Venezuela antes de llegar a Chile.

Con 37 años, el chileno Víctor Rivero (La Calera) y el argentino Gabriel Milito (O'Higgins) también integran el grupo de los detés Sub 40. Al vencer en la promoción a Santiago Wanderers, Rivero ascendió a Primera División y, tras dirigir a San Luis, Everton y Rangers en la B, tendrá su primera oportunidad en el fútbol de honor.

Milito, en tanto, ante de asumir en Rancagua solamente había comandado a Independiente y Estudiantes de La Plata en el balompié trasandino. Fue un gran jugador: actuó por la selección argentino y también en el Barcelona de España.

El vasco Beñat San José, con 39 años, cierra el núcleo de los nóveles entrenadores. Finiquitó su contrato vigente en el Bolívar de La Paz para asumir en la UC. Antes, en su buen paso por Antofagasta, salvando a los nortinos del descenso, dejó una gran imagen en Chile, lo que gatilló su llegada al elenco cruzado. Previamente había laborado en la liga de Arabia Saudita.

0 Comentarios

Normas Mostrar