El cambio de esquema con el que Beñat San José sorprendió en la UC

TORNEO NACIONAL

El cambio de esquema con el que Beñat San José sorprendió en la UC

En la victoria ante Iquique, el español innovó con una inesperada variante en el sector ofensivo. Hubo dudas, pero al final el buen resultado le otorgó la razón.

Universidad Católica prosigue con su gran racha de triunfos en el Torneo Nacional. Esta vez, los cruzados vencieron por 1-0 a Iquique, en Calama. No jugaron un gran partido, pero el DT Beñat San José sorprendió con un inesperado cambio en el sistema de juego.

Hasta el duelo en el Estadio Zorros del Desierto, el entrenador español se había mantenido fiel al esquema 1-4-3-3. Solamente con algunos pequeños matices en la mitad de la cancha, alternando entre un volante ofensivo acompañado por un doble '6' y un mediocampista central respaldando la labor de dos interiores. 

Sin embargo, frente a los iquiqueños, la UC comenzó el pleito con Dituro en el arco. La línea de cuatro en la defensa la compusieron Fuenzalida, Ampuero, Lanaro y Voboril. En el sector medio se agregó un cuarto volante, en disposición transversal, con Aued y Fuentes en el centro y Bolados y Rojas abiertos por los costados. Arriba, la dupla de centrodelanteros la integraron Vilches y Henríquez. Un clarísimo 1-4-4-2.

El sistema tuvo correlato con la forma cómo la visita encaró el encuentro durante la primera fracción. Los universitarios se reagruparon en su mitad de cancha. Una vez que los nortinos ingresaban en el sector, desarrollaron una presión en bloque para recuperar el balón e intentar ataques rápidos y profundos. 

Solo en el complemento el plan de juego logró algún impacto ofensivo, puesto que antes la UC casi ni llegó al arco defendido por Rodrigo Naranjo. Bolados y Rojas no generaron juego. Por el contrario, estuvieron más concentrados en frenar las proyecciones de los laterales rivales. En el eje de la cancha, Aued no repitió el protagonismo que lo viene distinguiendo, como artífice del manejo del balón.

En el minuto 75, San José hizo ingresar a Cordero por Vilches y esto significo un vuelta a la fuentes tácticas. Se mantuvo el doble '6', pero la línea ofensiva quedó compuesta por Fuenzalida y el 'Chiqui' como aleros, Rojas en la creación y Henríquez como único centroatacante. 

Ocho minutos más tarde, finalmente el elenco cruzado pudo anotar la única cifra del partido, bajo el esquema (1-4-3-3) que le había dado espléndidos réditos anteriormente.

Rojas interceptó un pase rival y, en su posición nata de  '10', habilitó a Cordero hacia la izquierda. El centro del zurdo lo conectó Fuenzalida de manera defectuosa, pero se transformó en una asistencia para Fuentes. El volante central se había desprendido desde la contención para acompañar la jugada y al centrodelantero Henríquez. 

0 Comentarios

Normas Mostrar