Competición
  • Champions League

Tenis

La dura agenda de Nico Jarry antes de ir a Roland Garros

El número uno de Chile esperó por Montecarlo, pero finalmente arrancará en Barcelona una seguidilla de torneos antes de ir al Grand Slam parisino.

La vida de Nicolás Jarry en el circuito ATP cambió drásticamente. El chileno estaba acostumbrado a formar parte de los challengers, pero su despegue entre el año pasado y el actual lo situaron en otra realidad. Su calendario fue alterado por los grandes resultados del primer trimestre de esta temporada y, de no ocurrir un llamativo bajón en su rendimiento, el número 64 del mundo jugará lo que resta de año en el nivel más alto del tenis mundial. 

"Voy esperar hasta el final la lista de Montecarlo", aseguró a AS Chile en un evento de uno de sus auspiciadores. La idea de ir al Principado le agradaba. Es el primer Masters 1000 del año en arcilla y cuenta con la particularidad de ser uno de los dos certámenes de esta categoría en no ser obligatorio para los jugadores. Es decir, cualquiera se puede restar de competir allí sin tener que pagar una multa. Por ello es que el chileno se ilusionaba con ir. 

No se anotó en la lista de la qualy, y estaba a cuatro puestos de ingresar. Sin embargo, no se dieron las combinaciones que necesitaba y comenzará en Conde de Godó. 

La primera parada, si es que no va a Montecarlo, será el ATP 500 de Barcelona. El espigado tenista nacional entró con gran margen al Main Draw donde aparecerá el número uno del mundo, Rafael Nadal. Luego irá a Estoril, torneo en el que el año pasado no pudo pasar las clasificaciones. 

Posteriormente, las qualies de Roma y Madrid serán los desafíos de Jarry, antes de viajar a París, donde buscará ganar su primer partido en el cuadro principal de un major

La gira europea podría determinar si el chileno se acerca o no al Top 50, pero también le podría ayudar a defender los 385 puntos que le quedan pendientes del año 2017. Abril y mayo pueden ser claves para Jarry.