Mundial 2018

Pussy Riot, la banda feminista punk que irrumpió en la final

En el minuto 52 un grupo de 2 hombres y 2 mujeres invadieron el campo desde la portería francesa. Se adjudicaron el hecho que detuvo el juego por unos 30 segundos.

0
A los 52' un grupo de 2 hombres y 2 mujeres invadieron el campo desde la portería francesa.Ellos se adjudicaron el hecho que detuvo el juego unos 30 segundos.

Pussy Riot, banda que se opone a Vladimir Putin, protestó durante la final del mundial que jugaron Francia y Croacia. Sus cuatro integrantes lograron burlar la seguridad del estadio Luzhniki en pleno partido, mientras los croatas intentaban remontar el marcador que estaba en 2-1.

Entraron cuando la segunda etapa recién comenzaba por la portería gala, en pleno ataque de los balcánicos. Según Reuters, estuvieron unos 25 segundos corriendo en distintas direcciones. Los manifestantes entraron vestidos de policía, con camisa blanca, pantalón y gorras negras. Durante el hecho buscaron a los jugadores para saludarlos, algo a lo que Mbappé accedió.

La banda se adjudicó el hecho a través de su cuenta de Twitter. En el comunicado, reivindicaron el concepto de la 'policía celestial' del poeta ruso Dmitri Pgirov, que murió un 15 de julio hace 11 años. Lo hicieron como una forma de protestar contra la policía rusa, que es conocida por reprimir con extrema violencia cualquier oposición al régimen de Putin. 

"Exigimos la liberación de todos los presos políticos, que no se encarcele por likes, el fin de los arrestos ilegales en manifestaciones, que se permita una competición política en el país, que no se fabriquen acusaciones penales, que no mantenga a la gente en las cárceles sin motivo, y que la policía terrenal se convierta en la policía celestial", sentencian.

No es primera vez que la banda, famosa por sus letras feministas y antiautoritarias, protesta contra el gobierno del ex KGB en un evento deportivo. Durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014, que se realizaron en Sochi, Rusia, el grupo se manifestó afuera de uno de los recintos deportivos.

En esa oportunidad fueron fuertemente reprimidas por la policía local, ya que, Rusia al ser una federación, tiene diferentes fuerzas de seguridad pública con reglas y modos de operar completamente distintas.