Corea del Sur, la primera y última escala

Después del tifón y el terremoto, al fin la selección chilena puede pensar en la pelota. El paso por Sapporo, Japón, terminará siendo un recuerdo gris y amargo para la Roja. Catástrofes naturales en plena estadía y un duelo que se suspendió al otro lado del mundo.

Malas noticias para Reinaldo Rueda. El colombiano pretendía probar en estos dos partidos a la mayor cantidad de futbolistas posibles. Con un partido menos la chance de ver caras nuevas disminuye muchísimo. Por lo mismo, las conclusiones que pueda extraer el colombiano no podrán ser muy categóricas. Menos en un partido amistoso donde se realizarán varios cambios.

Corea del Sur es diferente a Sapporo. Suwon, donde se jugará el pleito, es un distrito cercano a la capital, Seúl. Chile enfrentará a un equipo que también sabe de renovaciones, partiendo por el banco. El portugués Paulo Bento asumió después de la Copa del Mundo y debutó ganándole a Costa Rica el mismo día que Chile iba a jugar contra Japón. Una ciudad grande, moderna, que mezcla las fortalezas amuralladas de su pasado milenario con la más alta tecnología, presente en los actos más rutinarios.

Ya es hora que veamos a Chile en cancha. Gabriel Arias no tiene competencia real en esta nómina para ser el arquero. Ya sabemos que Reinaldo Rueda juega con cuatro en el fondo, que le gustan los centrales altos. Maripán y Roco otra vez aparecen con ventaja. Lichnovski y Sierralta pueden ser chance. Este último puede actuar también como lateral derecho, donde los nombres de Mauricio Isla y Paulo Díaz parecen tomar ventaja. Este último ha jugado por el perfil cambiado, donde Miko Albornoz también surge como chance. Dos en la marca. Un debería ser Medel. El otro Charles Aránguiz. Erick Pulgar es una muy buena opción. Tiene el biotipo físico que le agrada al colombiano y es titular en un fútbol ultra táctico como el italiano. Vidal es un jugador excluyente y libre para Rueda. En los costados surgen las chances naturales de Angelo Sagal, Martín Rodríguez. Arriba Angelo Henríquez, Diego Rubio, Ignacio Jeraldino para un puesto. ¿Cuántos de ellos llegarán a eliminatorias? Quizás pocos. Pero la única opción de probarlos es en cancha. De ellos dependerá pelear por una camiseta titular o devolverla, sin que nadie se lo pida.

Ya es hora de jugar.

0 Comentarios

Normas Mostrar