Colo Colo

Colo Colo se derrumbó por dentro: los motivos de la crisis

¿Cómo pasó Colo Colo de la alegría a la decepción tan rápido? Una serie de factores negativos rodean al cuadro albo mientras vive una mala racha histórica.

Si hace algunos meses en Colo Colo todo era logros y alegrías, el presente es justamente lo contrario. Una decepción tras otra llevaron al cuadro albo a completar su peor racha de derrotas en 44 años tras caer ante Palmeiras. El camarín se derrumbó anímicamente, y el ambiente en el Monumental es cada vez peor

¿Cómo cambió el escenario tan rápido? Estos son los factores que rodean a un Colo Colo presionado por los objetivos, lleno de incertidumbre de cara al futuro e inserto en peleas alejadas del fútbol.

Inseguridades internas

Justamente cuando en Macul vivían sus mejores semanas, Marcelo Espina asumió como gerente deportivo. El ex futbolista aseguró desde el comienzo que analizaría el futuro de cada funcionario, y que bajaría la cantidad de jugadores en el plantel. La situación tiene molestos e incómodos a varios: "Llevamos dos meses sin saber qué pasará, porque nos repiten constantemente que estamos en evaluación", aseguran fuentes desde Colo Colo a AS.

Julio Barroso, Gonzalo Fierro, César Pinares y Jaime Valdés son algunos que, a tres meses de terminar el año, desconocen su futuro. Desde la concesionaria explican que el gerente deportivo no puede tomar una decisión mientras no se tenga claro el panorama que enfrentarán el 2019.

Héctor Tapia tampoco se salva de la incertidumbre. A días de enfrentar a Corinthians por los octavos de final, Espina ya le había exigido clasificar a la próxima Copa Libertadores para analizar su renovación. No es casualidad que en cada conferencia de prensa Tapia recalce constantemente que bajo su mando se logró un histórico paso a cuartos de la Copa Libertadores.

Sin recambio

Es un hecho que el plantel no fue suficiente para pelear en dos competencias al mismo tiempo. La ubicación en el Torneo Nacional lo refleja. Además de la ausencia de alternativas en algunos puestos -como en el ataque-, los suplentes que tuvieron oportunidades no convencieron a Héctor Tapia. Cada vez que el DT dosificó o tuvo a un titular fuera por obligación, el panorama se complicó. "Es sabido tenemos un equipo corto, lo venimos diciendo hace rato", dijo Jorge Valdivia tras la caída ante Palmeiras en Brasil.

Dependencia en Paredes 

El escaso aporte de Lucas Barrios como delantero ha hecho que Colo Colo requiera aún más de Esteban Paredes. Sin embargo, su desaparición en algunos partidos, más la lesión que lo marginó en el duelo ante Palmeiras, hacen que el 'Cacique' anhele su poder goleador. De los últimos cuatro partidos que disputó el cuadro albo, en tres no marcó. Coincide con una notoria baja de nivel del atacante que justamente no ha marcado en cuatro duelos. Paredes ya ha dado señales sobre un acercamiento al retiro y en Macul no tienen a otro jugador certero en definición.

Desconfianzas por los premios

La relación entre el plantel y los directivos se ha distanciado por materia de incentivos económicos. Mientras el cuerpo técnico manifestó hace unos días su inquietud por aún no recibir los premios de la Copa Libertadores, los jugadores también vieron problemas en la negociación: "En el camarín se molestaron porque Gabriel Ruiz-Tagle intentó cambiar las condiciones que ya habían sido acordadas", explican fuentes desde el Monumental. El directorio de Blanco y Negro, además, decidió bajar a un 50 por ciento (del total) los montos del plantel por haber llegado a cuartos de final. Héctor Tapia, en tanto, recibirá su dinero en diciembre.

En la concesionaria aseguran que no había ningún pacto firmado sobre la cifra, pero que de todas maneras respetaron los acuerdos previos de palabra. Agregan que el plazo para ponerse al día con Tapia también estaba pactado antes.

Los errores de Tapia

La apuestas futbolísticas de Héctor Tapia cuando se enfrentó a un panorama adverso parecen ser confusas, y sin reacción. El ingreso de Felipe Campos, que no jugaba hace un mes, tras la lesión de Claudio Baeza este miércoles es quizás el último ejemplo claro de una decisión contradictoria respecto al anunciado sueño de dar vuelta la llave en el Allianz Parque. La marginación de otros valores, como Jaime Valdés, en un partido que requería agentes ofensivos dan la sensación que el técnico no corre riesgos cuando el rival lo complica.

Preocupaciones extras

El proceso judicial de Gabriel Ruiz Tagle contra Aníbal Mosa o la huelga de trabajadores que se desarrollará en los próximos días son solo algunas de las preocupaciones extrafutbolísticas que rodean a Colo Colo durante este mal momento. Sin embargo, la que más atención ha acaparado es la sanción al estadio Monumental y la baja de aforo en dos sectores tras los incidentes en el Superclásico. El trabajo dirigencial se ha concentrado en estas situaciones justo cuando Colo Colo se jugaba situaciones importantes del semestre.

0 Comentarios

Normas Mostrar