ENTREVISTA AS CHILE | Miguel Ponce:

"Tenía ganas de dirigir a la U, pero uno debe ser un DT creíble"

Ponce cuenta que Fuentes tenía claro que él no estaba disponible para asumir el primer equipo ¿Su relación con Hoyos? "Me mezcló gratuitamente en cosas".

Temuco
0

Ya han pasado cinco meses desde que Miguel Ponce dejó de ser el Jefe Técnico del Fútbol Formativo de Universidad de Chile. Cinco meses en que pasó de su tranquilidad familiar en Santiago a luchar día a día contra el descenso en Temuco. ¿Se arrepiente? "No, sería así solo si es que hubiese tomado la decisión obligado o presionado", adelanta en diálogo con AS Chile.

Sin embargo, valora su estadía en el CDA y agradece a quiénes le dieron la oportunidad: "El trabajo que tenía en la U era increíble. Tener esa posición con 360 niños que pasaban diariamente y la cantidad de personas que trabajamos ahí, no hace que me arrepienta porque fue una decisión pensada y analizada. Extrañaba la competencia y ojalá terminemos en la división que queremos", señala.

- Cuando habla de los 360 niños, da la sensación que siente nostalgia por ese proyecto de la U...

- No siento nostalgia, tengo un sentimiento de agradecimiento con la U, con Ronald Fuentes, que confío en mí, y con Carlos (Heller). Es un muy bonito trabajo, que es distinto a un trabajo que te llene. Yo juego de los 12 años y todo lo que tengo es gracias al fútbol. Pude educar a mi hijo y puedo pagar el colegio. El fútbol fue mi oportunidad de vida y yo lo tomé así. Por eso digo que ojalá haya podido influenciar en la vida de uno de esos 360 niños o en algunos de los profesionales que estaban ahí sobre la visión de lo que significa la formación. Es distinto a la nostalgia. Es el sentimiento que uno le tomó al lugar donde permaneció por un año. Además, por la forma en que me trataron. Hubo un montón de detalles por los conflictos que vivimos, injustos o no, merecidos o no, pero sobre el trabajo que hicimos solo puedo tener palabras de agradecimientos al club, los dueños y los accionistas de la U.

- ¿A qué conflictos se refiere? 

- A los dichos de Guillermo (Hoyos) y todas esas cosas. Me vi mezclado gratuitamente, pero es parte del juego. Si uno va a un club grande, no puedes salir ileso (risas). Yo le dije a todos que no fui a eso. Si hubiese querido eso, tenía ofertas de Primera División. No es que no tuviera. Hubo alguien muy interesado que fue dos veces a Santiago a comer conmigo para decirme que yo era el indicado, pero le dije que no. Que por mi familia necesitaba quedarme en Santiago.

- ¿Y cómo era su relación diaria con Guillermo Hoyos? 

- Yo no voy a tocar ese tema, menos cuando él no está. Si él no fue capaz de tocarlo conmigo, yo tampoco lo voy a hacer público. Yo estaba todos los días ahí y si no fue capaz, o no fuimos capaces de conversarlo personalmente, después para mí no sirve de nada hablarlo. Yo soy así. Lo que pasa en el camarín, se queda en el camarín.

PARTE II | La desconocida admiración de Ponce por el trabajo de Kudelka

- ¿Le propusieron en algún momento dirigir al primer equipo? 

- No, porque estábamos muy claros con Ronald (Fuentes). Este ambiente es muy reducido. Todos se conocen y es público. El costo que podía correr es muy alto porque la U no me va a asegurar trabajo hasta que me muera. Uno debe ser un tipo creíble. ¿Las ganas de dirigir a la U? No me faltaban, pero eso no era lo que acordamos con Ronald y fuimos muy respetuosos de eso.

- ¿Si se lo hubiesen propuesto, entonces no lo aceptaba?

- No, Ronald sabía y por eso nunca lo propuso.

- ¿Ronald Fuentes le pidió que se quedara? 

- Sí, me dijo que esperara un rato.

- ¿Y usted qué le respondió?

- No le hice caso (risas) Todos los que me conocen sabe que me gusta el riesgo, igual que cuando tomé la Sub 17. Pero es parte del fútbol y aquí estoy. Lamentablemente no me gustaría pagar el costo acá porque acá no solamente es mi historia, es la de Marcelo (Salas) que ha hecho mucho esfuerzo por tener al club como está. De sus socios. De la ciudad. Es una plaza increíble de trabajo. Es una ciudad maravillosa, entonces es todo un contexto que llevas. Es algo más profundo que mantenerse o no de categoría.

- ¿Qué imagen tiene de Carlos Heller? 

- Yo siempre me acuerdo cuando llegué a la U y veía a un joven sentado todos los partidos en el camarín. Me preguntaba quién es. Carlos es un tremendo hincha de la U y da todo por el club. No sé si alguien representa mejor eso de más que una pasión, un sentimiento. Me encantaría que después de todo lo que ha hecho de la U, tenga su premio. Yo llegué a El Sauzal y viví la transición al Caracol y uno entra al CDA, y no queda nada más que agradecerle.