Competición
  • Liga Chilena
  • Campeonato Brasileño Serie A
Campeonato Brasileño Serie A
Fluminense Fluminense FLU

-

At. Paranaense At. Paranaense APA

-

El regreso del Comandante

Pensé que Mario Salas no regresaría a Chile en un buen tiempo. Creía que su camino era saltar a México o Europa y después, como ruta lógica, la selección chilena. Pero el técnico optó por aceptar la oferta de Colo Colo y dejar al Sporting Cristal de Perú como campeón y clasificado a la Libertadores 2019, torneo que los albos no jugarán.

Es probable que Mario Salas sea hoy un mejor entrenador del que se fue entre turbulencias de la Universidad Católica, tras haber ganado dos títulos consecutivos con los cruzados. Si hay un mérito en su carrera es que Salas no se ha saltado etapas. Fue futbolista, preparador físico, ayudante de campo, entrenador en Tercera División, en Primera B, en una selección sub 20, en un equipo con aspiraciones (Huachipato), un grande de Chile (la UC) y el extranjero. Experiencia tiene. Lo ha pasado bien y lo ha pasado mal. Todo eso confluye en un entrenador con capacidad probada.

Sus números en el cuadro peruano lo pusieron por arriba de todos con holgura. Mantuvo su idea de juego con cuatro en el fondo, tres volantes y tres atacantes, con diferentes variables dependiendo el rival. En la final ante Alianza, por ejemplo, arrancó con cuatro en la zaga, un volante central, dos interiores, dos extremos y un centro delantero. Cuando ya estaba arriba por dos goles dispuso una doble línea de cuatro y dos atacantes. Le hizo tres goles a su contrincante y debió anotarle muchos más. Mario Salas ve el fútbol con intensidad, posesión, dinámica y juego ofensivo. Tiene una propuesta arriesgada, pero tampoco come vidrio.

La memoria es frágil. Cuando estaba en su último torneo las críticas contra el ex rugbista eran durísimas. Venían de todos lados, no sólo de los parciales del cuadro que dirigía. Hoy llega a Colo Colo casi por aclamación. El tiempo le dio la razón en varias de sus propuestas. Algunos pensábamos que su carrera se parecería a la de Manuel Pellegrini quien partió a un mercado aparentemente menor en el continente, como era Liga de Ecuador, para no regresar más al país en mucho tiempo. Lo de Salas es diferente, quizás porque el Ingeniero nunca demostró demasiadas ganas de tomar la selección y el Comandante lo ve como el gran objetivo de su carrera.

PD. Para quiénes miran en menos el fútbol peruano les digo que al menos el partido de final se jugó con una intensidad y dinámica muy superior a la mayoría de los partidos de nuestra competencia.

0 Comentarios

Normas Mostrar