Temas del día Más temas

LA ROJA

El nuevo estatus que pone a Arias sobre Claudio Bravo en la Roja

Reinaldo Rueda viajó hasta Avellaneda para ver a Racing en el clásico: el portero fue la gran figura del duelo. El arquero del City está a contratiempo.

Gabriel Arias (31) vive su mejor momento en el fútbol argentino. La cara opuesta al momento de Claudio Bravo (35). El portero nacionalizado es considerado uno de los jugadores más destacados de la competencia, justo cuando Reinaldo Rueda afina el último semestre de preparación de la Roja antes de la Copa América 2019.

El arquero fue visto desde el propio estadio por el DT colombiano en el clásico ante Independiente de Avellaneda. Y lució de la mejor forma: con tres tapadas increíbles que mantuvieron la ventaja de Racing.

"Fue descomunal. Otra vez tuvo una actuación clave", fue el análisis de Olé al finalizar el encuentro. "Estamos muy contentos con él porque creemos que no tiene techo", dijo el vicepresidente del club argentino, Miguel Jiménez.

Arias se llena de elogios. Y también gana ventaja para ser el arquero titular de la Roja en la competencia que se disputará en Brasil. ¿Los motivos? la confianza de Rueda, y la inactividad de Claudio Bravo tras la rotura de tendón de aquiles.

El ex La Calera, quien hace unos días aseguró que no jugaría en la selección argentina (VER: "Ya elegí a Chile"), ya fue titular en tres partidos amistosos del 2018: ante Corea, Polonia y Serbia. La seguridad que traspasó al resto del camarín fue evidente. Solo una fractura lo marginó de los partidos de fin de año.

En esa misma línea, Rueda ya ha explicado públicamente que la participación en los clubes será clave para definir la nómina final. "(El retorno de Bravo) va a pasar por cuantos partidos logre jugar", aseguró el técnico a comienzos de año.

El meta del Manchester City volvió a Inglaterra el 22 de enero tras vivir su recuperación entre Barcelona y Chile: entrena en el gimnasio, pero aún no ha vuelto a trabajar con el balón. Se estima que el regreso podría ser en abril, pero Pep Guardiola ha evitado ratificar el plazo. Y la Copa América ya está a contratiempo.