Audax Italiano 0 - U. Católica 2

Católica retoma la senda del triunfo de la mano de Puch

Católica retoma la senda del triunfo de la mano de Puch

JAVIER TORRES

PHOTOSPORT

Los cruzados se impusieron a Audax Italiano gracias a una genialidad del atacante y a un gol de Carlos Lobos.

Universidad Católica volvió a ganar. Los cruzados vencieron por 2-0 a Audax Italiano en el Estadio Bicentenario de la Florida, y se sacudieron de la derrota en la fecha pasada ante Iquique. El duelo fue bastante disputado, hasta que una tijera de Edson Puch a los 62' puso la apertura de la cuenta. Luego, sobre el final del partido, Carlos Lobos anotó el definitivo 2-0. Además, se sobrepusieron a su negativo registro en canchas sintéticas.

Apenas comenzó la fracción inicial, se advirtió como plantearían el partido ambos equipos. El cuadro precordillerano intentó hacerse con la posesión del balón, asociarse en el mediocampo y buscar constantemente las bandas, para que Edson Puch y César Munder desequilibraran y encontraran los espacios. Lo que no ocurrió durante el primer tiempo, ya que Carlos Labrín estuvo atento para neutralizar a la figura de los cruzados, mientras que el cubano salió lesionado a los 36’.

Los itálicos, por su parte, preferían que el paso del balón por la mitad de cancha fuera de tránsito rápido. Intentaron incomodar a los cruzados con salidas frenéticas y, cuando no les resultó, hicieron uso de los balonazos largos, efectuados en su mayoría por el lateral volante Osvaldo Bosso desde el sector derecho.

Gran parte de los 45 minutos iniciales del encuentro fueron de ida y vuelta, aunque Católica tuvo las más claras. Si se mantuvo la paridad fue por causa de un desafortunado Sebastián Sáez, quien no estuvo fino a la hora de definir y perdió ocasiones claras a los 11’, 19, 26’ y 34’. Cuando se jugaban los descuentos, Edson Puch también tuvo la apertura de la cuenta, tras un rebote que le quedó en la periferia del área chica, pero el ex jugador de Iquique elevó el remate.

El trámite cambió en el segundo tiempo, debido a la temprana expulsión de Ignacio Jeraldino a los 52’ por codazo sobre Benjamín Kuscevic. Los floridanos se resguardaron y apostaban a la contra, ahora más que nunca. El equipo de Gustavo Quinteros intentaba profundizar pero carecía del último pase. Eran frecuentes los remates de media distancia y los centros buscando a Sáez por parte del conjunto de San Carlos de Apoquindo.

En vista del hombre de más, el técnico argentino ordenó el ingreso del atacante Diego Valencia, en reemplazo del volante central Jaime Carreño, lo que dio más volumen ofensivo. Pero, usualmente, partidos tan cerrados se definen por una genialidad, la que llegó a los 62’ de parte de Puch: centro desde el sector derecho y tijera impecable del delantero, que impacta el balón en medio de su acrobacia y el arquero Muñoz no alcanza a tapar. Golazo.

De ahí en más, se generaron varios espacios. Audax arriesgaba buscando el empate, mientras Católica jugaba con el resultado: apuraba cuando era necesario y sino, se replegaba y salía rápido cuando recuperaba el balón. Puch comenzó a mostrar su habilidad y los audinos se desesperaron, lo que quedó demostrado en la expulsión de Labrín a los 80' tras una fuerte infracción sobre el iquiqueño.

Así terminó el encuentro. Audax aguantó e intentó empatar con un par de jugadas, pero con 9 jugadores se hizo muy difícil. Al final, Lobos con un remate de media distancia anotó el definitivo 2-0. Católica retomó la senda del triunfo.