Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

COPA LIBERTADORES

Ídolo de Central cuenta cómo partió el curioso apodo 'Canalla'

Al rival de la UC esta noche se les conoce así por una increíble historia que involucra a Newell’s, el clásico rival. Fue así también que se originó una de las rivalidades más fuertes del mundo.

Rosario tiene poco movimiento un martes por la noche. Más si Central, uno de los equipos más populares de la ciudad, jugará ante Universidad Católica eliminado de la Copa Libertadores. Pero hay un lugar en el que nunca se deja de respirar en azul y amarillo. Es el Central Oroño, antiguamente conocido como el Bar Temático Canalla.

Basta dar dos pasos en su interior para darse cuenta de lo que significa el club en esta zona de Argentina. Lo primero que se ve son las fotos de los planteles campeones y cuadros de sus viejas glorias. Es un restaurante que tiene su rincón más ‘centralista’.

Y ese, es el espacio de Aldo Pedro Poy (73), uno de los mayores ídolos del club. Todo, absolutamente todo, está decorado por él. Poy solo jugó en Rosario Central, donde ganó tres campeonatos entre los ‘60 y ‘70 hasta que a los 28 años debió retirarse por una severa lesión en la rodilla. Antes rechazó irse al PSG por amor a la camiseta y hasta se escondió en la casa de un amigo en una isla ubicada en el Río Paraná con tal de no ser vendido a un club de Buenos Aires. Dicha historia fue recreada en un cuento de Fontanarrosa.

Son las 23.30 y la noche es muy tranquila en el barrio donde el bar se ubica. Eso hasta que el ‘dueño de casa’ aparece. Junto a su familia comparten una comida para festejar el cierre de su campaña de reelección como concejal de Rosario. Media ciudad lo ama. "Todos los canallas votamos por él y te aseguro que a varios no les interesa su ideología política”, confiesa Carlos, taxista local fanático del club.

Uno de los conceptos que se repite en el lugar es ‘Canalla’. Y es que así le apodan al rival de Universidad Católica. ¿Por qué? El propio Poy se lo confiesa en un mano a mano con AS. "La historia dice que quisieron hacer un amistoso por los leprosos, porque había una epidemia de Lepra en Rosario y Central no se presentó a jugar el partido, no quiso. Ellos dijeron que éramos unos canallas. Y ellos quedaron como leprosos”, dice.

-¿Qué los diferencia?

Central cuenta con su estadio, tiene muchos lugares para entrenar y Newell’s tiene el suyo en un lugar municipal. Creo que nunca saldrán de ahí porque es muy difícil. La diferencia fundamental para mí es que Central se independizó de los ingleses y Newell’s siguió con su nombre y siguen con sus colores. Nunca se desligaron de ellos.

 El gol más recordado y festejado de la historia

Aldo Pedro Poy es uno de los seres más amados por la mitad de Rosario. Los de Central lo aman porque anotó el gol más festejado de la historia en la ciudad. Pasaron 47 años y su palomita ante Newell’s se sigue recordando. Fue en una semifinal de un Torneo Nacional que le dio el pase a Rosario Central para jugar la definición contra San Lorenzo tres días después y coronarse en el estadio de su archirrival. Tanto es la idolatría por Poy, que unos fanáticos del club ya están organizando el centenario de aquel gol en... 2071. ¿Cómo?

“Varios misioneros canallas ya han anotado a sus hijos para que recreen la palomita en el centenario. ¡Es en serio! A esa altura yo ya no estaré”, bromea.