Competición
  • Champions League

PALESTINO 0 - RIVER PLATE 2

El lado B: Las precauciones con la visita marcaron la previa

La amenaza de la barra de Colo Colo de complicar el desarrollo del partido hizo que se redoblara la seguridad en el sector norte del Monumental.

ANDRES PIñA/PHOTOSPORT

La amenaza de la barra de Colo Colo de complicar el desarrollo del partido hizo que se redoblara la seguridad en el sector norte del Monumental.

Una victoria clave de River Plate en Santiago de Chile, un duelo amargo para Palestino en casa. El duelo entre los árabes y el actual campeón de la Copa Libertadores fue claramente para el cuadro "millonario" dentro de la cancha.

Fuera de ella, más de 22 mil personas llegaron hasta el estadio Monumental para presenciar el encuentro. Un público poco habitual para Palestino en el que al menos 4 mil eran hinchas de River Plate que pudieron ver el partido sin inconvenientes en el sector Arica, lugar clásico en el que se ubica generalmente la barra de Colo Colo, club dueño del estadio.

Medidas especiales

Fue justamente una amenaza de la barra de Colo Colo de complicar el desarrollo del partido lo que motivó que se redoblara la seguridad en esa zona. De hecho, en un principio se permitió sólo el ingreso de hinchas argentinos a esta zona.

Los fanáticos de River Plate no tuvieron mayores problemas en Santiago, y tras ver el encuentro en forma tranquila, debieron esperar eso sí que se desalojara al resto del público asistente antes de que se les autorizada la salida del Monumental.

Cánticos cruzados

La hinchada de River Plate no llegó en forma oficial al partido ante Palestino, y por ello durante gran parte del duelo se vio silente. Sólo el gol de Pinola los motivó a cantar algo, hasta llegar a un "Y ya lo ven, y ya lo ven, somos locales otra vez".

La molestia de la hinchada de Palestino no se hizo esperar, y respondió con un fuerte "son de la B, son de la B", recordando el paso del cuadro argentino por el ascenso de ese país. Fue el único momento de "conflicto" en un duelo que se llevó en paz.

El silente River Plate

Por normativa de la Conmebol, el entrenador Marcelo Gallardo e Ignacio Fernández asistieron a a la conferencia oficial por partido, pero como si hubiese sido una dura derrota, en la zona mixta el cuadro de River Plate pasó directo al bus en caravana y en silencio.

"No podemos hablar", fue la respuesta de más de alguno al momento de pasar por la zona de atención a la prensa rumbo al bus que los sacó del estadio Monumental.

De la lesión de Suárez a las expulsiones torpes

Matías Suárez continuó con la mala racha de River con las lesiones. En el primer minuto de partido, fue a disputar un balón con Alejandro González, tras el cual el delantero cayó mal y terminó saliendo del campo en el minuto 20 con un esguince acromio-clavicular.

Esa fue la primera incidencia del partido, que después vio como Julián Fernández se fue expulsado cuando Palestino ya caía 2-0 y se perderá el duelo final ante Alianza Lima en Perú, lo mismo que Rafael Santos Borré, quien vio la roja por una torpe agresión a un jugador de Palestino delante del cuarto árbitro en el final del encuentro, y no estará ante Inter de Portoalegre.

El Monumental, otra vez colapsado

22 mil personas asistieron al encuentro entre Palestino y River Plate, y nuevamente los accesos al recinto de Macul se vieron colapsado. Grandes tacos para entrar y una organización deficiente del cuadro árabe hicieron que muchos llegaran al duelo cuando este ya se había iniciado.