Competición
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Fórmula 1
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1
  • Premier League
  • Serie A

SELECCIÓN

Las 5 virtudes de la Roja en la fase de grupos de la Copa

El cuadro nacional llegó a Brasil con varias dudas en torno a su funcionamiento, pero desde el debut ante Japón dejó en claro que sus avances son reales.

Las 5 virtudes de la Roja en la fase de grupos de la Copa
ANDRES PIÑA/PHOTOSPORT

En un resultado incoherente con el trámite que tuvo el partido en el Estadio Maracaná, la Roja finalmente cayó por 1-0 contra Uruguay. La escuadra nacional ameritó mejor suerte, pues mostró más iniciativa y mejor juego para obtener el triunfo.

Sin embargo, un gol de cabeza de Edinson Cavani, a los 83 minutos, sentenció la victoria charrúa, aunque el balance de la presentación de Chile en la fase de grupos arrojó un saldo futbolístico a favor. Principalmente, por cinco situaciones que mejoraron la performance del equipo.

La consolidación de Pulgar

El volante del Bologna ha estado en el ojo del escrutinio público, a raíz de su irrupción en el equipo titular por el histórico Marcelo Díaz. Venía de un gran cierre de temporada en el Calcio, pero las dudas igual giraban en torno a su presencia. Sin embargo, respondió en los tres partidos de la etapa de grupos: fue uno de los jugadores con rendimiento destacado en cada encuentro y disputó la totalidad de los minutos. Con lo realizado, le ha dado plena razón a Rueda en darle la titularidad.

El 'viejo' Alexis

Los últimos días de Sánchez en el Manchester United fueron tan negativos, con bajo nivel de juego personal y un par de inesperadas lesiones, que incluso se habló hasta que el tocopillano no iba a disputar la Copa América con la Roja. Supuestamente iba a optar por su recuperación individual, pero todo fue un rumor y hoy el atacante da visos de volver a ser el de antes. Suma dos goles en el certamen y su aporte futbolístico es relevante y evidencia que puede ir en aumento, sobre todo en las instancias decisivas que se aproximan.

Arias, de menos a más

Antes del inicio de la Copa, el plantel de la Roja cortó definitiva y públicamente el vínculo con Claudio Bravo, cuando Gary Medel admitió que había un serio conflicto con el ex capitán de Chile. Entonces, las miradas se centraron en el nivel que mostraría Gabriel Arias en la portería nacional. Y el chileno-argentino ha ido de menos a más. Ante Japón intervino un par de veces y lo hizo con corrección. Luego contra Ecuador surgieron algunas dudas con el penal que cometió y una extemporánea salida fuera del área. En el último duelo frente a los uruguayos vaciló en un achique, pero luego cuando fue exigido respondió con seguridad.

La flexibilidad de Rueda

Solo en el primer partido contra Japón Rueda se mostró fiel al sistema de juego que ha empleado casi en la totalidad de su ciclo en la Selección. Luego, en el estrecho triunfo por 2-1 ante Ecuador, el DT inició el duelo con el 1-4-1-2-3 característico, pero durante el partido innovó con un 1-4-4-2 y finalizó todo con el esquema táctico 1-3-4-1-2. Frente a los charrúas dispuso una estructura posicional 1-3-3-2-2 durante todo el encuentro. En total han sido cuatro ordenamientos en la cancha, dando cuenta de una flexibilidad del entrenador en este plano, y el funcionamiento del equipo no se ha visto afectado.

Idea de juego clara

Una de las principales críticas a Rueda en la antesala de la Copa América era que Chile hasta ese momento no había exhibido una idea clara de juego. Había dudas de que esta indefinición se extendiera al certamen, pero nada de eso pasó. En Brasil, la Roja ha mostrado un identidad futbolística evidente: intentar atacar mediante el juego asociado, presionar tras la pérdida del balón y si no resulta esto replegarse herméticamenta, y manejar el ritmo del partido de acuerdo a las necesidades del equipo y el momento del encuentro. Pensando en las Eliminatorias, esto sin duda que ya es un avance.