BRASIL 3- PERÚ 1

Las polémicas que marcaron el arbitraje de Roberto Tobar

El juez chileno no tuvo problemas con aplicar mano dura en dos penales y una expulsión, aunque esta última decisión fue bastante discutida.

Roberto Tobar no tuvo problemas con aplicar mano dura en dos penales y una expulsión, aunque esta última decisión fue bastante discutida.

Roberto Tobar, juez chileno encargado de arbitrar la final de la Copa América que Brasil se llevó por tres goles a uno ante Perú, tuvo una buena actuación hasta el minuto 70 de juego, cuando expulsó por doble amarilla a Gabriel Jesús, en una sanción que encendió el debate. Pese a eso, dos penales bien cobrados avalaron su buen cometido.

El chileno no tuvo problemas con aplicar mano dura frente al anfitrión, a quienes sancionó con un pena máxima en contra y la expulsión antes mencionada. A Perú, en tanto, también le cobró un lanzamiento desde los doce pasos de manera correcta.

Tobar amonestó a los 30 minutos a Jesús, jugador del Manchester City, expulsándolo a los 70' por doble amarilla, en una sanción que no fue del todo correcta, ya que el brasileño fue a una pelota dividida y no mereció ganarse la segunda cartulina. El anterior, en todo caso, fue el único error del chileno. La expulsión provocó la ira y tristeza de Jesús, quien se sentó en el túnel de la cancha y no pudo contener el llanto por la desafortunada acción.

Los otros dos cobros polémicos fueron penales. El primero llegó a los 41 minutos cuando Thiago Silva cometió una mano en el área en una decisión del juez que fue implacable y correcta.

A los 87', en tanto, el referee nacional volvió a cobrar un lanzamiento desde los doce pasos, esta vez para el 'Scratch', en un penal bien sancionado, ya que Zambrano chocó a Everton sin ninguna intención de ir al balón.

En resumen, pese a la incorrecta expulsión de Gabriel Jesús, en líneas generales, Roberto Tobar no influyó en el desenlace del partido que merecidamente se llevó Brasil.