COPA AMÉRICA

Tesillo reveló el calvario vivido tras perder penal ante la Roja

El lateral de Colombia habló por primera vez sobre los días posteriores a la definición: estuvo en encierro total y fue protegido por guardaespaldas.

Tesillo reveló el calvario vivido tras perder penal ante la Roja
ANDRES PIÑA/PHOTOSPORT

No fueron fáciles los días de William Tesillo luego de fallar el último penal de Colombia contra Chile y facilitar así la clasificación de la Roja a semifinales en la Copa América de Brasil. Recibió amenazas de muerte y no se había referido al tema hasta este sábado cuando por primera vez reveló el calvario que ha vivido.

"Después del penal me pasé dos días pensando en lo que pudo ser y no fue. Pasaron muchas cosas por mi cabeza, el error que nunca falta en un deporte... en el fútbol hay aciertos y errores que se deben asumir; todas las críticas las acepto. Si uno juega bien lo aplauden, si te va mal te cuestionan todo... eso siempre lo tomo para crecer", manifestó Tesillo al diario El País. 

"Lo de las amenazas va más allá del fútbol; yo soy padre de familia, esposo, hijo... hay personas que sufren, no solo yo; mis hijos no entienden esa parte porque están pequeños, quieren salir al parque a jugar, pero por las circunstancias no se podía. Eso se me sale de las manos, por eso dejé todo en manos de Dios", agregó.

Sobre el instante de la definición por penales ante Chile, el lateral izquierdo de la selección colombiana indicó que "todos sentimos nerviosismo y es parte del fútbol; si no es así, no podríamos sentir esta profesión. Uno entrena los penales, pero en milésimas de segundos se tienen que tomar decisiones. A veces se acierta, en otras no. Uno confía en hacer el gol porque nadie quiere perder. Pero el nerviosismo a la hora de un cobro de esos siempre va a estar".

Tesillo actúa en el León de México, club donde es compañero del chileno Jean Meneses. Con los aztecas, el colombiano se encuentra realizando la pretemporada del cara al segundo semestre en Norteamérica. Sin embargo, viajar desde su país a suelo mexicano no le resultó fácil.

"Cuando viajé a México fui con escoltas, porque uno no debe confiarse. Sin embargo, el paso de los días me ha dado más tranquilidad, lo mismo que el estar con mi familia", apuntó, finalmente, el defensa de la escuadra cafetalera.