Competición
  • Liga Chilena
  • Amistosos
Amistosos
Marruecos Marruecos MAR

-

Gabón Gabón GAB

-

Bolivia Bolivia BOL

-

Haití Haití HAI

-

U. ESPAÑOLA 1- U. DE CHILE 1

La animada trastienda del duelo entre Unión Española y la U

Corpóreos, Estadio Seguro, el partido aparte de Ronald Fuentes, la lesión de Pablo Aránguiz y la abuela del clan de los Galdames fueron parte del partido en Independencia.

Corpóreos, Estadio Seguro, el partido de Ronald Fuentes, la lesión de Pablo Aránguiz y la abuela de los Galdames fueron parte del partido en Independencia.

Un entretenido duelo fue el que se vivió este sábado entre Unión Española y Universidad de Chile en el Estadio Santa Laura y que culminó con igualdad a un tanto entre ambos elencos.

Varias situaciones fueron las que adornaron este partido, uno de los más históricos del fútbol chileno y a continuación te invitamos a repasarlas.

Hispanito y Chunchito

Los corpóreos de la Unión y la U se robaron la película. Compartieron con los niños, intercambiaron camisetas y patearon penales, animando a las hinchadas de ambos elencos.

"Vamos al estadio"

La campaña de Estadio Seguro y la ANFP también fue parte del encuentro, ya que previo al inicio del partido regalaron máscaras tanto del corpóreo del cuadro rojo, así como del elenco azul.

Un tibio abrazo

Sólo segundos antes de comenzar el choque entre rojos y azules, Ronald Fuentes, nuevo DT de Unión Española, se acercó a Hernán Caputto, adiestrador de los universitarios, para saludarse y desearse lo mejor de cara al encuentro.

Tía Nancy, una hincha incondicional

La abuelita de los hermanos Pablo, Thomas y Benjamín Galdames, como en cada partido de Unión, no quiso estar ausente del duelo y, como siempre, apoyó al club de sus amores, esta vez sentada en su silla de ruedas, en el sector de tribuna del Estadio Santa Laura.

La matriarca del clan recibió el afectuoso abrazo de sus nietos (que no participaron del duelo) y siguió atenta cada una de las jugadas de los dirigidos por Ronald Fuentes.

Las lágrimas de Aránguiz

El hábil volante hispano salió lesionado del duelo ante los azules con tarjeta amarilla incluida y entre lágrimas, cuando a los 75 minutos cometió una fea infracción sobre el "Conejo" Ubilla.

Al finalizar el duelo, sus familiares, que se ubicaban en tribuna preferencial, se acercaron a la banca hispana a preguntarle cómo se sentía, a lo que el mediocampista no dudó en mostrar que había sufrido un esguince.