LA ROJA

Un viaje a la infancia de Niklas, el niño noruego que soñaba con la Roja

El delantero visitó Chile por única vez cuando tenía cinco años. Estuvo en Santiago y Viña del Mar. “Lloré cuando supe que estaba nominado”, cuenta su madre, Anne Nygaard.

Un viaje a la infancia de Niklas, el niño noruego que soñaba con la Roja

Muchos años antes de llegar como invitado a la Roja, exactamente 18 años atrás, Niklas Castro se acercó a sus padres para decirles que quería ser futbolista. Solo tenía cinco años, pero ya estaba claro sobre cuáles eran sus grandes sueños del futuro. Hoy está muy cerca de cumplir uno de ellos.

Los padres de Niklas tuvieron una dificultad: en Oslo, a comienzos de la década, no habían muchos clubes que tuvieran escuelas para niños. El único, según averiguaron, era el Vålerenga, institución fundada en 1913 que en esa época acumulaba cuatro títulos de liga. “Por eso jugó allí”, cuenta su madre noruega, Anne Nygaard, en conversación con As.

- ¿Usted preferiría que él jugara por la Selección de Noruega?
- Nunca ha sido tema. Desde su infancia él quería jugar por Chile.

Castro siempre quiso defender al país de su padre, Miguel, quien llegó a Noruega en 1994. Dos años antes del nacimiento de Niklas. El pequeño utilizó una camiseta de la Roja (a la izquierda de la foto) en más de una ocasión.

Quizás un viaje a Chile en 2001 ayudó en esa idea que rondaba por su cabeza. La familia se trasladó hasta Santiago para pasar las vacaciones. “Fuimos por tres semanas con él. También estuvimos en Viña del Mar. Compartimos con sus abuelos, tías, primas y primos”, relata Anne Nygaard. En ese momento ya quería ser futbolista profesional.

Niklas Castro, a la izquierda de la foto.

A los 11 años partió al MS Football (Manglerud Star) y cinco años más tarde regresó al Vålerenga, donde debutó como profesional. Entre 2017 y 2018 jugó en el Kongsvinger y hoy es la gran figura de Aalesunds, donde lleva 15 goles y es el líder de la segunda categoría. Suficiente para ganarse un boleto a Alicante, donde estará la Selección de Reinaldo Rueda.

“Todos estamos muy orgullosos”, dice su madre. Niklas tiene una hermana (Lene) y un hermano (Fabian). Es tío de dos niñas y tres niños. “Estoy muy feliz. Lloré cuando me enteré sobre la nominación. No puedo esperar para ir a verlo”, dice Anne, quien ya compró pasajes para viajar este viernes 11 de octubre a España, un día antes del amistoso de Chile ante Colombia.

- ¿Qué otra meta tiene Niklas?
- Él quiere jugar en una de las cuatro mejores ligas del mundo.

Castro no jugará en los partidos de la Selección, según anunció Reinaldo Rueda. Por esta vez solo será invitado. Sin embargo, el entrenador tendrá una nueva oportunidad de nominarlo contra Bolivia y Perú. “Realmente quiere viajar a a Chile por segunda vez”, señala su madre. El colombiano podrá, al fin, cumplir el sueño del niño noruego que se inspiró con la Roja.

La madre de Niklas Castro aún guarda sus primeros zapatos de fútbol.