ENTREVISTA AS

Estela López Cross, un diamante en bruto para el surf chileno

Se llevó todas las miradas en la primera jornada del Maui and Sons Pichilemu Womens Pro by Royal Guard. La chica es la competidora más joven del circuito latinoamericano de la World Surf League.

Se llevó las miradas en el Maui & Sons Pichilemu Womens Pro by Royal Guard. Estela López, la más joven del circuito latinoamericano de la World Surf League.

La vida de Estela López Cross gira en torno al mar y su familia. Si no está jugando con sus hermanos, está en el agua y si no está en ella, está en el colegio o preparando un nuevo torneo. Así es la vida de la surfista de 14 años, nacida y criada en Puertecillo.

La joven es hija de Matías López, quien fue uno de los precursores de la expansión del surf chileno a través de la revista Marejada. El magazine de surf circuló alrededor de 10 años y permitió mostrar el gran potencial de olas que tiene nuestro país junto con exponer el gran nivel de surfistas como Cristián Merello, Diego Medina y Ramón Navarro.

Matías fue editor del impreso y uno de los grandes responsables de fomentar el desarrollo del surf en comunidades locales como Puertecillo, Buchupureo y, por supuesto, Pichilemu. Hoy, destina gran parte de su vida a su familia y a la carrera deportiva de 'Estelita'.

Cada año busca instancias que le permitan mejorar su técnica y performance dentro de la ola. La última aventura de los López Cross fue en el sudeste asiático y dicha aventura le trajo muy buenos réditos para su primogénita: a principios de noviembre se colgó el bronce en una nueva fecha del Mundial Junior realizada en Maresias, Brasil, misma playa que vio nacer al actual campeón del mundo Gabriel Medina.

"Nosotros vivimos en un entorno naturalmente bello. Nuestra vida gira en torno al surf. Estela y sus hermanos se han criado en torno al surf, que es la actividad principal de Puertecillo. Eso le ha dado ventajas para lo que ha venido después y ha sido todo por iniciativa de ella. Nosotros la apoyamos", reconoce Matías López.

Una apuesta que implica compatibilizar los estudios del colegio, los entrenamientos y, por supuesto, el surf competitivo. Sin duda, una realidad muy distinta a la de una niña de 14 años "normal". Mientras algunas siguen pensando en las muñecas, Estela sólo piensa en cómo mejorar sus roller off the lips o cómo mantenerse por más tiempo dentro de un tubo. Todo esto no resulta fácil, sobre todo pensando en que la pequeña aún no pasa a la educación media.

"¿Cómo lo hacemos?", le pregunta el padre a su hija, mientras ella se sonroja intentando responder al micrófono de AS Chile.

"Estoy en un colegio con mis hermanos que nos da mucha libertad. Vamos al colegio en la mañana y surfeamos en las tardes. Para los campeonatos, a veces me mandan tareas. Tengo mucha libertad para viajar", cuenta la pequeña.

- Ya has participado en varios campeonatos internacionales con destacadas participaciones. ¿Cómo tomas esto de estar compitiendo a un nivel profesional a tan corta edad? ¿te lo imaginabas tan así?
- Es bacán viajar y competir en otras partes, así se conoce el nivel que hay afuera. Ha sido súper lindo competir en otros países porque conoces gente, haces nuevos amigos y sobre todo surfeas nuevas olas".

- Cuando estás en Puertecillo, ¿cómo es tu día a día?
- Voy al colegio y casi todas las tardes surfeo. Vivimos en una casita arriba del cerro, por lo que vemos toda la playa. Si hay mucha gente en el agua los fines de semana, me quedo en la casa jugando con mis hermanos.

- ¿Qué es lo próximo que viene para Estela López?
- Este campeonato es el último que tendré este año. En el 2020 quiero seguir el circuito Pro Junior completo. También quiero hacer todas las fechas del circuito nacional y hacer algunas fechas del circuito QS en Chile y quizás algunos más.

- ¿Cuál es la maniobra que más te gusta hacer?
- No sé, hay muchas (risas). Siempre intento hacer maniobras más radicales para así ir aumentando mi repertorio y subir más mi nivel.

Estela López Cross habla con naturalidad fuera del agua y dentro de ella realiza maniobras agresivas y muy verticales. A su corta edad ya tiene rodaje internacional y algunos ya la tildan como un "diamante en bruto" o recambio del surf con los hermanos De La Torre.

Juntos son el futuro de Chile de un deporte con mucho potencial de olas y con cada vez más torneos de clase mundial como el Maui and Sons Pichilemu Womens Pro by Royal Guard, certamen que ya se realiza en nuestro país por sexto año consecutivo.