Surf

Estrella del surf latino busca su revancha en el Women's Pro

La costarricense espera volver a levantar el trofeodel Maui and Sons Pichilemu Womens Pro, tal como hizo en el 2017 y con apenas 17 años.

Estrella del surf latino busca su revancha en el Women's Pro
@PabloJimenez_photo

Leilani McGonagle es una de las nuevas estrellas del surf latinoamericano. Oriunda de Pavones, Costa Rica, aterrizó desde el lunes en la provincia de Cardenal Caro para comenzar a alinearse con las frías aguas del océano pacífico y volver a levantar el trofeo del Maui and Sons Pichilemu Womens Pro.

La costarricense viene de una casta de tablistas. Si bien no recuerda la fecha exacta de sus inicios sobre la tabla, así se refiere a sus primeras olas y su relación con el mar: “Toda mi familia es surfista. Empecé a meterme al mar con mi hermano mayor. Ni me acuerdo cuando comencé a surfear. Es algo que amo porque lo comparto con la gente que más quiero”, responde la rubia caribeña.

Su centro de entrenamiento es el pequeño pueblito de Pavones. Allí revienta una de las izquierdas más largas de Centroamérica y del mundo. La rompiente alcanza los 2 metros y medio en condiciones perfectas y puede alcanzar una longitud de casi 1 km. Situación similar a la que ocurre en Punta de Lobos, pero que durante los dos primeros días de competencia del certamen QS 1500 no se han acercado a lo habitual.

No obstante, para Leilani cualquier tamaño es entretención: “Siempre es divertido venir acá a surfear. Aunque esté pequeño siempre hay olas muy divertidas. Amo este evento y espero poder surfear muchas olas más”.

Postulado que coincide con lo que apuntan sus más cercanos y donde le sugieren a la tica a que más allá de competir, nunca debe dejar de divertirse. Entre esa entretención, McGonagle viene con sed de revancha en esta sexta edición del certamen pichilemino, tras haber ganado en el 2017 y perder a la final ante la peruana Analí Gómez el año pasado.

Dicho episodio le trajó reflexiones y moralejas: “En cada heat se aprende algo nuevo. En esa final aprendí algo y espero no repetir los mismos errores. Sólo quiero ir heat por heat y ver lo que pasa”, reflexiona.

- En qué momento, ¿el surf paso de ser un pasatiempo a ser profesional?
- “En cada deporte se tiene una evolución. Al principio fui compitiendo a nivel nacional, después comencé a hacer los Pro Juniors. Después pasé a mundiales y ahora compito el QS. Cada evento me hace dar un paso hacia una meta más grande”

- ¿Cómo toman las surfistas que ahora el deporte entre el plan olímpico?
- “Las olimpiadas siempre serán un honor para cualquier atleta. Hoy sólo estoy enfocado en entrenar, practicar y hacer mi mejor surfing. Si eso me lleva a unas futuras olimpiadas, significaría un sueño cumplido”.

- Un sueño que podría concretarse en Paris 2024 y nada menos que en Teahupoo, la izquierda más perfecta y peligrosa del mundo.
- “Yo estaría súper feliz y emocionado. Teahupoo es una de las olas que he soñado surfear desde que soy pequeña. Si esto se llega a concretar, todos van a tener que enfocarse al alto rendimiento para lograr competir en esa ola. En cada deporte es así. Será algo muy divertido y que ayudará a reconocer más al surf como disciplina competitiva”.