Temas del día Más temas

Vidal, el goleador incomprendido

Previo al derbi catalán, Ernesto Valverde dijo que no habría implicancias deportivas para Arturo Vidal por los 2.4 millones de dólares que reclamaba al Barcelona. Y estuvo en lo cierto: el panorama no cambió para el volante, quién pese a ser el primer o segundo cambio, siguió siendo suplente para el técnico culé. Poco han incidido, hasta ahora, las opacas campañas de Iván Rakitic y Sergi Busquets, la lesión de Arthur o las 6 conquistas que tienen al chileno como el cuarto goleador del equipo. La última, precisamente, entrando desde el banco frente al Espanyol.

A la luz de los hechos, una decisión incomprensible tanto por su eficiencia frente al arco como por la energía que contagia al equipo.

Por eso es que Vidal dio su venia para partir al Inter de Milán donde Antonio Conte, su exentrenador en la Juventus, lo tiene como prioridad. El mediocampista chileno apareció en el equipo de la década del Calcio y ese estatus lo alcanzó precisamente con el técnico italiano. Vidal, que asomó también la semana anterior como uno de los latinos más destacados de la Bundesliga en los últimos 10 años, busca recuperar protagonismo, sentirse importante, entrar en la consideración del DT. Con Barcelona está en carrera por la Champions, uno de los grandes objetivos de su carrera, pero la Orejona, esta vez, pareciera no ser argumento suficiente. En el cuadro lombardo deberá luchar por la Europa League. Y lo hará como titular absoluto.

¿Qué podría hacerlo cambiar de opinión y permanecer en el Camp Nou? Su excelente relación con los referentes del camarín, empezando por Messi, y la nominal decisión del Barca de declararlo intransferible en el mercado de invierno. Esto, sumado a que Valverde le habría prometido más minutos. Si hace una semana, Vidal estaba ido a Milán, ahora hay que ponerle asterisco, abrir un margen de duda. Pero la idea de reencontrarse con Conte en una liga que conoce al revés y al derecho lo seduce y mucho.

La salida de Barcelona, que debiera concretarse a mediados de enero y, por ahora, está supeditada a que el Inter mejore la oferta por el pase, reuniría, por otro lado, a Vidal y Alexis. Una oportunidad única para ver juntos, en pro de un objetivo común, a los dos jugadores chilenos más relevantes y ganadores de la década. El cuadro italiano que fue sujeto de seguimiento y admiración en la época de Iván Zamorano y nos mantuvo pendientes en los tiempos del Mago Jiménez, David Pizarro y Gary Medel está a punto de regalarnos un imperdible, un panoramazo semanal, una instancia notable para disfrutar solos o con quién se nos cante la gana. En estos años, hubo dos chilenos al mismo tiempo en otros equipos europeos (Isla y Vidal en la Juve sin ir más lejos o el 'Huaso' y Alexis en Udinese), pero estamos hablando de una dupla de otra dimensión.

Cuesta decir desde afuera qué le conviene más a Vidal. Efectivamente, en Barcelona tiene una opción real de ganar la Champions mientras que al Inter llega a un proyecto muy bien encaminado, pero en construcción. Las siguientes serán horas clave para el desenlace de una historia donde el 23 de la Roja se ganó el derecho de elegir lo mejor para su carrera.