Rugby Seven Viña

El emotivo relato de jugador venezolano que disputó el Seven

El deportista de Lions, Asdrúbal Figueroa, contó lo difícil que es estar lejos de su país y cómo se conmovió la primera vez que fue convocado a la Selección.

El emotivo relato de jugador venezolano que disputó el Seven
Víctor Hugo Montalva

Una de las historias más llamativas entre los jugadores que disputaron el Seven de Viña 2020, es la de Asdrúbal Figueroa. El jugador venezolano de Lions comenzó a jugar rugby gracias a su hermano, Carlos, quien hace más de una década lo incentivó para que se dedicara al deporte. En su ciudad natal, Maturín, ambos formaron el primer club de la disciplina, llamado Élite.

Este año, Figueroa vivió la experiencia del prestigioso torneo de la Quinta Región por primera vez, siendo parte de la Serie B junto a su actual equipo. Tras el encuentro ante Tordos Mendoza, se tomó un tiempo para conversar con AS. El "llanero" se muestra satisfecho por su desempeño, señala que pretende seguir aprendiendo y, además, no esconde su emoción al referirse al actual momento de Venezuela.

"Hace un tiempo atrás, en una de mis primeras veces como seleccionado, jugué el Seven de Lima, en 2016. Cantar el himno lejos de mi país, Gloria al Bravo Pueblo, es una de las cosas que me marcó y de lo mejor que me he pasado. Representar a mi país es algo único", declara.

Consultado sobre qué pasó por su cabeza en ese momento al entonar su Canción Nacional, Asdrúbal revela que "las lágrimas caían solas. Sobre todo por la situación compleja que vivía y vive mi país. Uno piensa en que detrás de cada jugador hay una familia que se la jugó por él, que estuvo en todas, que hizo sacrificios. En mi caso fueron mis padres, mi hermano... Me acordé de esos momentos difíciles. Solo daba gracias a Dios, porque podía dar un poco de alegría, algo mínimo, con un triunfo".

Finalmente, valoró las enseñanzas que dejó el rugby en él y qué lo diferencia de otros deportes: "Acá hay una camaradería muy grande. Es casi como una familia. Se crean lazos muy bonitos entre todos y se intenta impartir la solidaridad, la caballerosidad, entre otras cosas. Espero algún día volver a jugar con los amigos con los que empecé en Venezuela, porque son como hermanos. Es uno de mis objetivos".