Entrevista AS

La joya colombiana que se hizo '9' gracias a Paredes y Guede

Juan Sebastián Ibarra (20) partió a préstamo a Barnechea donde espera brillar para luego tener una chance en Macul. "Mi meta es ascender y hacer muchos goles", dice a AS.

Juan Sebastián Ibarra (20) está ilusionado. Después de brillar varios años en las series menores de Colo Colo, el colombiano está preparándose para vivir su primer desafío en el fútbol profesional. La joya colombiana, que llegó desde Cúcuta al 'Cacique', fue prestado a Barnechea, donde lucha por un lugar en el once de Leonardo Zamora.

"Desde que llegué, me hablaron muy bien del club. Forma jugadores, hay buenos compañeros, entonces la motivación está. Vamos por un buen camino y para mí este es un club que me ayudará muchísimo", dice el atacante a AS Chile.

- ¿Qué le pide el entrenador?
- Intensidad. Es un técnico que le gusta el juego y la intensidad. Nos dejó claro que el que no corre no juega. Vengo de Colo Colo y es más o menos lo que te piden, entonces vamos en buen camino.

- ¿Cómo afronta pasar de jugar en juveniles a tener su primer desafío profesional?
- Bien, me he dado cuenta que es diferente. Aquí no tienes margen de error, no puedes equivocarte. Llevo harto tiempo entrenando con el plantel de Colo Colo, entonces estaba acostumbrado a jugar con adultos, con personas que tienen experiencia. Aquí me he topado con gente muy buena, he podido jugar amistosos y marcar, entonces vamos muy bien.

- ¿Cambia mucho el nivel?
- Es muy diferente. Nos tocó jugar contra Copiapó (en la liguilla) y lamentablemente no pudimos pasar, pero se notan los cambios. Cada club tiene que trabajar su idea y jugar. Llevamos dos meses entrenando de buena manera, lamentablemente no logramos el objetivo, pero nos queda un año para lograr el ascenso.

- ¿Fue muy duro el golpe de quedar fuera en el primer partido de la liguilla?
- La verdad que es chocante. Porque es una oportunidad que no se vuelve a repetir en mucho tiempo, porque ¿quién sube en cuatro partidos? Era una oportunidad única. Fue triste, pero nos queda un año entero, estamos trabajando duro. Ya nos dimos cuenta que con lo que teníamos no alcanzaba y ya en la segunda vuelta con los trabajos del 'profe' y con lo que pide, llegamos con buen ritmo.

- Usted llegó a Barnechea para luchar por ser el centrodelantero del equipo, pero no partió en ese puesto. ¿Cómo llegó a ese cambio?
- Partí como puntero (en Colo Colo), pero por las necesidades que había, el profe Agustín Salvatierra me tiró hacia el lateral izquierdo y no me fue mal, logré una pretemporada con el 'Coto' (José Luis) Sierra. Con el paso del tiempo y la llegada de Pablo Guede junto a Manuel Crespo, también por necesidad y porque llegaba mucho al gol y tenía buen remate, me pusieron de centrodelantero. Me acomoda muchísimo.

- Cuando estaba viviendo ese proceso, ¿qué pudo aprender de Esteban Paredes?
- Los movimientos, la frialdad que tiene al rematar, de verdad que te ayuda mucho, te acoge cuando uno es juvenil. Cuando uno sube al primer equipo y los ve, se empieza a pegar sus mañas, las jugadas que hacen, cómo piensan. Esteban me ha servido mucho para mí juego.

- ¿Trata de ser el espejo de él?
- En ciertas cosas sí, pero tampoco ser como Esteban. Mi juego es diferente, pero claramente uno ve lo que hace porque puede hacer lo que sea. Uno trata de seguir lo que hace.

- ¿A qué otros jugadores admira?
- Me gusta el juego de Cristiano, Lewandowski, Agüero y Aubameyang que son tipos que van al espacio, corren, se apoyan y presionan. Eso sí me fijo más a los que tengo cerca que son el reflejo que uno quiere dar.

- ¿Qué le dejó Guede?
- Me puso de centrodelantero y al principio me costó un poquito, porque tenía dos años jugando de lateral. Pero con los partidos y los goles, uno se va afianzando en el puesto y la verdad es que no se me complicó mucho. Eso sí tuve muchos entrenamientos y me hacían perfeccionarme en algunas partes. Cada uno (de los técnicos) aportaron su grano de arena para yo seguir.

- ¿Qué expectativas tiene de esta etapa que inicia?
- Mi meta es dar el ciento por ciento y ayudar a este club que me ha acogido bien. Sé que esto me va ayudar muchísimo, mis expectativas son tratar de subir con el club y hacer varios goles, y después volver a Colo Colo para jugarme una chance o jugar en otro club. Ahora me centro aquí, estoy muy feliz y quiero aportar.