CAMPEONATO NACIONAL

Los errores que condenaron a Mario Salas en Colo Colo

El cuadro albo suma cuatro caídas en línea, pero lo más complejo es que el DT apuesta por soluciones que no consiguen dar con la salida a la crisis futbolística.

Los errores que condenaron a Mario Salas en Colo Colo
ANDRES PIÑA/ATON CHILE

Colo Colo registra cuatro derrotas consecutivas en el Campeonato Nacional y ocupa los últimos lugares en la tabla de posiciones. Un comienzo de temporada que no estaba en los cálculos de nadie, menos después de la obtención de la Copa Chile, un logro que pareció corregir el rumbo del proceso de Mario Salas luego de un 2019 signado por la irregularidad.

Sin embargo, todo se volvió a enredar para el DT de los albos. El "Cacique" cayó ante Cobresal, Audax Italiano, Universidad Católica y Curicó Unido, con bajas presentaciones en general. Y lo peor: sin acercarse a la idea de juego que distingue al entrenador nacional.

El gran problema

Una de las falencias de la labor Salas ha estado en la producción futbolística del medioacampo. La debilidad proviene de la temporada anterior y no ha logrado ser corregida en la actualidad. Ni siquiera la rotación de hombres en esa zona permitió corregir el rumbo.

La sorpresa antes de la caída ante Curicó fue la exclusión de la titularidad de César Fuentes, quien en un momento apareció como el '6' fijo de los albos. Lo reemplazó Carlos Carmona, en un intento por darle otra cariz al bloque de volantes, pero la variante no dio resultados.

También ingresó en La Granja Gabriel Suazo por Branco Provoste en la labor de volante mixto y tampoco la innovación tuvo efecto. Carmona y Suazo, respaldando la labor de Leonardo Valencia, no fueron capaces de generar un contexto de creación de juego para abastecer a la línea ofensiva.

Esperando a Blandi 

En delantera la disfuncionalidad también resulta evidente. Toda la expectativa está concentrada en la figura de Nicolás Blandi, ariete de amplio y reconocido recorrido en el fútbol argentino. Hasta ahora, su aporte no ha sido el esperado, claro que un ambiente de un equipo que no encuentra un rumbo claro y preciso.

Tal vez, el único que un instante pareció señalar que el camino iba a ser más favorable fue Marcos Bolados. El antofagastino fue buena figura en la conquista de la Copa Chile y repitió su buena actuación en el único triunfo ante Palestino, por la primera fecha del campeonato. Sin embargo, luego no ha vuelto a brillar.

En ese contexto, esperar el retorno de Esteban Paredes como la alternativa para la recuperación sería un contrasentido. Si el histórico goleador ya podría estar retirado en caso de no haberse convencido de estirar unos meses más su gran carrera futbolística. Lo cierto es que Colo Colo ataca poco proactivamente (un rasgo de los equipos de Salas) y solo lo hace bajo la desesperación de revertir un resultado parcialmente desfavorable.

Los flancos defensivos

Por último, la defensa ha sido otro de los bloques bajo cuestionamiento. Específicamente, la faena cumplida por los laterales. Ante Cobresal, cuando nadie pensaba que esa caída sería la primera de otras tres que vendrían, estos no controlaron en jugadas puntuales a sus oponentes y la derrota se consumó.

En el Estadio La Granja, llamó la atención que Salas dejara a Óscar Opazo en la banca y su lugar como lateral derecho lo ocupara Bryan Véjar, un jugador con dotes más de ataque y construcción que como defensa. El DT mantuvo en el otro flanco a Ronald de la Fuente, pero la variante no dio resultado, pues en ofensiva no incidieron y tuvieron problemas para neutralizar la aparición de los volantes externos rivales.