CORONAVIRUS | JJOO

Los sueños de la última chilena clasificada a Tokio 2020

La taekwondista Fernanda Aguirre aseguró este miércoles su boleto a los Juegos Olímpicos. "Si se posponen, al menos ya estoy clasificada", bromea.

Los sueños de la última chilena clasificada a Tokio 2020

Este miércoles, en Costa Rica, la taekwondista chilena Fernanda Aguirre se clasificó a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tras avanzar a la final del Preolímpico de Heredia, en la categoría 57 kilos.

Aún emocionada, la deportista nacional atiende el llamado de AS Chile para comentar su tremendo logro. "Es algo inexplicable, tengo felicidad y orgullo. Estoy muy contenta. Me di cuenta que todos los sacrificios tienen su recompensa", confiesa Fernanda.

- Imagino que su camino en el deporte no ha sido fácil. ¿Qué pensó cuándo se dio cuenta que estaba clasificada a Tokio 2020?
- En ese momento no sientes nada, sólo felicidad, pero obviamente el camino no ha sido fácil. He pasado por muchos bajos, más bajos que altos en verdad, con lesiones y otras cosas. Pero recordé que hay que persistir, hay que trabajar duro para alcanzar los sueños.

- ¿Cuáles son sus objetivos en los JJOO?
- En Tokio quiero disfrutar y hacer lo que sé hacer. Todavía no sé cuáles serán los contrincantes ni si se realizarán los Juegos por el coronavirus, porque está todo muy mal. Hay que ir paso a paso. Quiero conocer mis rivales y después sabré cuáles serán mis objetivos. 

- ¿Siente temor por el coronavirus y la realización de los Juegos Olímpicos?
- No he sentido temor, porque he viajado por hartos países en los que hay infectados como Italia y otros de Europa. Pero he visto que están suspendiendo todos los campeonatos y si se posponen los JJOO, por algo pasan las cosas nomás. Al menos ya estoy clasificada y por ahora no me importada nada más en estos momentos (risas).

- ¿Cómo está la cosa en Costa Rica por el coronavirus?
- Estuvieron a punto de hacer el campeonato sin público, después estuvieron a punto de suspenderlo. De a poco se está masificando, cada día aparecen más infectados. La verdad es que acá están las cosas igual que en todo el mundo nomás.