CORONAVIRUS

Willy Topp y su nueva aventura en medio del coronavirus

El ex futbolista de Universidad Católica estaba trabajando como DT en el Espanyol de Barcelona, pero ahora llegó a vivir a Filadelfia.

Willy Topp y su nueva aventura en medio del coronavirus

Willy Topp era una de las grandes promesas de la cantera de Universidad Católica, pero entre lesiones y malas decisiones, como él mismo lo relató en un par de entrevistas anteriores, su carrera terminó hace mucho tiempo.

De hecho, tras vivir largos años en Barcelona, el ex delantero se graduó de DT y encontró trabajo en las series menores del Espanyol, labor que realizó hasta fines de 2019. A comienzos de año, Topp dejó España y voló Estados Unidos para vivir una nueva aventura. Ahora trabajará en la academia que el mismo cuadro catalán tiene en Filadelfia.

"Mi polola es de acá y decidí probar una nueva vida. Allá en Barcelona va todo más lento, hay muchos entrenadores, son todos buenos, hay mucha competencia y acá se pueden dar muchas más cosas", cuenta en contacto con AS Chile.

Por ahora, sin embargo, Topp se ha enfrentado -como todo el mundo- al coronavirus, pandemia que por estos días ha trastocado por algo sus nuevos sueños. "El hermano de mi polola es médico y nos dice que acá está mucho más controlado. El resto de Estados Unidos está más complicado, en Nueva York hay más infectados, pero en general el gobierno tiene todo controlado. En Filadelfia la cosa está bien, la gente intenta hacer vida normal dentro de lo que se puede. Lo que sí está todo cerrado: pubs, discoteques, etcétera. Pronto ingresaremos en cuarentena", cuenta el ex futbolista.

- ¿El coronavirus afectó a la academia del Espanyol?
- El Espanyol terminó hace una semana y media. Hay dos sedes y están cerradas. La MLS, la NBA y el fútbol americano ya no están jugando y tienen para rato. Igual, en Estados Unidos hay más control que en cualquier parte del mundo.

- ¿Teme que este virus complique sus proyectos en Estados Unidos?
- Se me ha pasado por la cabeza el tema del trabajo y el fútbol, pero la academia está muy bien instalada y conforme esto empiece a bajar, volverá a rodar. Ya hablé con los "dueños" y me dijeron que no me preocupara. La academia tiene muchos años, varios proyectos y esto no altera nada. Los jugadores están todos fichados, con sus pagos al día y no pasaría nada. 

- ¿Qué le dice o le cuenta su familia desde Chile?
- Lo mismo que todo el mundo. Que no tengamos contacto con gente, que nos saquemos las zapatillas al entrar a casa, que nos lavemos las manos. Ahora estamos en la casa de los padres de mi novia. Mi hermana es enfermera y me dice que tenga cuidado con que se enfermen ellos, que hay que cuidar a la gente adulta. Pero en realidad no tenemos mucho contacto con gente acá y no creo que pase algo. También creo que es un poco de suerte. Estamos tratando de hacer vida normal, pero con todos esos cuidados. Los papás de mi polola viven a las afueras de la ciudad y las casas están bien separadas una de otras. Es como un campo.

- ¿Cuáles serían sus funciones en la academia?
- En principio voy a tener tres equipos: dos equipos "A", que son un Sub 19 y un Sub 12; y el Sub 17 "B". Se juega una liga dentro de New Jersey y luego se hacen ligas con los otros estados. Te van catalogando por niveles. Ya tengo todo hablado con el club y apenas tenga mi documentación, que ya está en trámite, podré trabajar sin ningún problema. Lo bueno es que hay grandes jugadores. Vienen de la MLS o de las universidades a ver futbolistas y contratar técnicos. Eso es lo bueno.

- ¿Y su objetivo es llegar a dirigir a la MLS o a alguna liga universitaria?
- No me pongo ningún objetivo, porque acabo de empezar. Quiero trabajar y ver qué pasa. Si en un futuro se presenta una gran posibilidad, se verá. Ahora estoy con el Espanyol, que es el club que siempre ha confiado en mí y acá voy a ser una cara de ellos.

- Después de vivir tantos años en el extranjero, ¿usted ya no vuelve más a Chile?
- Me encantaría volver a Chile, pero ahora mismo no sé. Es mi país, pero sólo iría por una oferta de trabajo buena, no lo pensaría para hacer vida allá y empezar todo de cero. Yo recién me estoy puliendo como DT, estoy recién empezando, conociendo mucha gente, compartiendo con entrenadores y trabajando con niños de distintos países. Hablo inglés, pero eso siempre hay que mejorarlo. Me faltan más partidos, más roce. Cuando me pula como entrenador, quién sabe si algún día me ofrecen un trabajo en Chile. Hoy, además, ya no es tan fácil, porque tengo mi pareja y todo hay que conservarlo con ella, las cosas cambian. Si en su momento llega algo, se hablará.