CORONAVIRUS

El ex Rangers que vive de cerca la 'revolución' del presidente de El Salvador

El uruguayo José Pablo Varela está jugando en el país centroamericano. Alli ha visto de cerca las revolucionarias medidas de Nayib Bukele por el coronavirus.

El ex Rangers que vive de cerca la 'revolución' del presidente de El Salvador

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, ha sido una de las autoridades más aplaudidas a nivel mundial en medio de la crisis del coronavirus. El mandatario centroamericano entregó un paquete de medidas para su país que, entre otras cosas, incluye la suspensión durante tres meses del recibo de la luz, del agua, la cuota del teléfono, cable e Internet. También el pago de hipotecas y de arriendos, tanto para la vivienda como para locales comerciales.

Desde San Salvador, el volante uruguayo José Pablo Varela, ex jugador de Rangers de Talca y actualmente en Alianza, uno de los cuadros más fuertes del país, relata cómo ha sido vivir la pandemia del Covid-19 por esos lados.

"Desde el primer momento el presidente tomó medidas drásticas. Pidió que la gente se fuera toda a su casa antes de que hubieran casos en el país. Cortó las fronteras y cerró el aeropuerto. Y una vez que llegaron los casos, ya tomó medidas más grandes. El fútbol se dio por terminado y ahora puso una especie de toque de queda por 30 días, tienen que estar todos en su hogar. Sólo pueden andar en las calles los trabajadores de la salud y de los supermercados. Si vas a comprar, tiene que ir una persona sola, nadie puede andar acompañado", relató el futbolista charrúa, quien marcó dos goles por el conjunto piducano en 2018.

- Nayib Bukele ha sido aplaudido en todo el mundo. Para algunos es un ejemplo...
- Sí, él lo que quiere es que el virus no se propague, porque sabe y tiene claro que El Salvador es un país tercermundista que en el tema de salud tiene muchas carencias. Sabe que si el virus entra con fuerza se va a complicar.

- ¿Y cómo tomó la gente las medidas? ¿Hicieron caso o igual anda gente en las calles? Acá en Chile hay personas que igual deben salir a trabajar porque no lo pueden hacer desde la casa...
- Bueno, con el toque de queda se suspendió por tres meses el cobro de la luz, agua y todos los servicios para facilitarle la vida a la gente que vive del día a día. Ellos deben llamar y, si entran en cierto grupo, se les va a depositar US$ 300 mil al mes para solventar algunos gastos.

- ¿Le parece un buen presidente?
- Yo veo un país organizado, el presidente es muy claro y para mí es un buen presidente. No tengo tanto conocimiento, pero su accionar me ha demostrado que trata de sacar el país adelante con esta crisis que podría dejar muchos muertos.

- ¿Y usted cómo está? ¿Está solo o con su familia?
- Mi pareja está en Montevideo, yo estoy tratando de buscar la forma de irme a Uruguay. He hablado con otros uruguayos que están en Centroamérica para ver cómo lo hacemos, ya que estamos todos en cuarentena. El problema es que acá los contratos son desde que firmas hasta el último partido que juegas y con todo lo que pasó el campeonato se dio por terminado. Hasta ahí el club te cubre en lo económico y después no tienes cómo reclamar.

- Lo último, ¿qué recuerdos guarda de su paso por Chile?
- Yo no había ido a Chile y me encantó. Todavía no estaba todo lo que vino después con la crisis social, pero me gustó mucho el país, la gente es muy cálida. El fútbol está muy bien organizado y hay excelentes jugadores, la liga es competitiva. Fue muy grato jugar y vivir allá.