Entrevista AS

54 horas: la nueva travesía de un futbolista chileno

Óscar Salinas había viajado 26 horas en bus desde Bolivia a Iquique. Ahora sumó otras 28 para llegar a su casa en Curacaví.

54 horas: la nueva travesía de un futbolista chileno

La odisea de Óscar Salinas no acabó con las 26 horas que viajó desde Bolivia hacia Iquique. El delantero que este año rescindió su contrato en Oriente Petrolero, dejó la Región de Tarapacá para volver a su casa en Curacaví en un viaje que demoró otras 28 horas.

“El bus pasó a dejar gente por Horcón, La Calera, Viña y la Ruta 68. Faltaba Talagante, Peñalolén, Ciudad Empresarial y de ahí se iba a Temuco. No sabes lo duro que ha sido todo. El viaje ha sido mal organizado”, dice Salinas a AS.

Este viaje se sumó al que debió hacer desde Bolivia hacia el país, con pasos por lugares a 4.100 metros de altura y una dura travesía. “Casi no dormí”, señaló a AS en la primera parte de su regreso al país. En ella sus hijos se apunaron y luego iniciaron su cuarentena en un hotel de Iquique.

El inicio de la odisea

Después de 40 días confinado en su departamento junto a su familia, Óscar Salinas tomó la decisión de volver a Chile, luego de una buena campaña en Oriente Petrolero, donde anotó tres goles en 10 partidos de la liga boliviana

"Hicimos la vuelta por tierra. Fueron 26 horas en total. Nos comunicamos con el consulado y nos pidieron los datos para después designarnos un bus que salió el miércoles pasado en la tarde y llegamos como a las 23 horas del día siguiente a Iquique", confesó el delantero, en la que sería sólo la primera parte de su aventura para llegar a casa.