AS MEMORIA

'Cua Cua' Hormazábal: el 'rockstar' que se quedó sin Mundial el 62

Era uno de los cracks de la época y fue parte de la preparación, pero no seguir la línea de conducta del DT Riera le costó caro. "Yo era muy pelusa", reconoció tras el certamen.

'Cua Cua' Hormazábal: el 'rockstar' que se quedó sin Mundial el 62
Revista Estadio

La transmisión de los partidos que disputó la Selección chilena en el Mundial de 1962 puso en el centro de la mirada nuevamente a la generación de futbolistas que consiguió el recordado tercer lugar en el certamen llevado a cabo en nuestro país.

En ese grupo de jugadores, sin embargo, no estuvo un crack de aquella época, Enrique 'Cua Cua' Hormazábal, fallecido en 1999 a los 68 años. A pesar de formar parte inicialmente del proceso liderado por Fernando Riera y también ser una de las grandes figuras de Colo Colo.

Historia de una marginación

El DT de la Roja, finalmente, optó por excluir al volante derecho del cuadro albo, quien habría disputado el Mundial con 31 años. Riera confió en el joven Jorge Toro, compañero de Cua Cua Hormazábal pero en la posición de '10' en Colo Colo (hoy una especie de segundo '9'). Con tan solo 23 años, este último a la postre fue uno de los mejores de Chile en el certamen y emigró a continuar su carrera en Italia.

La marginación de la estrella del Cacique generó controversia en el medio futbolístico. Sin embargo, el DT nacional se mantuvo inflexible en su postura de prescindir del '8' de Colo Colo. No ajustarse a la línea de funcionamiento del plantel, tanto dentro como fuera de la cancha, fue la explicación en el momento.

'Cua Cua' Hormazábal parado arriba a la derecha, con el uniforme de Colo Colo y junto a otras glorias del fútbol chileno.

La voz de los protagonistas

"Cua Cua no le creyó a la cosa... Pero la idea era que jugaran los dos (con Toro), como hacían y muy bien en Colo Colo. En la nómina de 40 jugadores que se enviaba antes del Mundial, yo tenía listo 39", contó Riera décadas después, recordando la salida del volante albo.

Tras la Copa del Mundo, y en la desaparecida Revista Estadio, Hormazábal admitió sus errores: "De haberme dado cuenta antes podría haber llegado al Mundial... Pero me empeciné en algunas tonterías. Creo que hubo terquedad de las dos partes, solo que el que tenía que agachar el moño era yo. Si me hubieran apretado un poco, si me hubieran dado una oportunidad".

"La vida termina por enseñarle a uno. Yo era muy pelusa, eso es cierto. Ahora, muy a lo lejos me da por hacer una lesera en la cancha. Y es ahora cuando vengo a ver y hacer lo que me gustó siempre. Fútbol sencillo, lo más simple que se pueda", agregaba entonces el colocolino.

¿Indisciplinado o rockstar?

En 2017, la exclusión de Hormazábal fue abordada también en una serie de televisión sobre el Mundial del 62. En la producción, el volante de Colo Colo, en una mezcla de ficción y realidad, es un personaje desafiante e indisciplinado. 

Esto, en su momento, provocó la respuesta de su hijo Enrique Hormazábal Gutiérrez: "Él era un rockstar. Era un pícaro, él se crió en el barrio Yungay, siempre haciendo tallas y le gustaba pasarlo bien. Lo que me preocupa es que mi papá quede como un indisciplinado terrible, porque no lo era. Él amaba el fútbol".