CORONAVIRUS

"Tareas escolares y cocinar": la cuarentena familiar de Cereceda

El lateral de O'Higgins respeta detalladamente el confinamiento junto a su esposa e hijas. "Entreno en la mañana y en la tarde veo qué hacer", cuenta a AS Chile.

"Tareas escolares y cocinar": la cuarentena familiar de Cereceda
JONNATHAN OYARZUN/PHOTOSPORT

Roberto Cereceda afronta los efectos de la pandemia del coronavirus en el territorio nacional junto a su familia. Como la mayoría de los chilenos, el lateral izquierdo de O'Higgins se ha recluido en su casa, evitando al máximo las salidas al exterior, en una cuarentena con un claro perfil hogareño. Así lo revela en conversación exclusiva con AS Chile.

"Compramos los alimentos necesarios y los insumos básicos para poder estar acá en la casa. Estamos siguiendo las reglas y yo estoy entrenando todos los días a través de la aplicación zoom. Todas la mañanas tenemos una rutina de entrenamiento", manifiesta Cereceda.

"No me ha tocado salir casi nada de la casa. Solo he tenido que ir el Monasterio Celeste (centro de entrenamiento de O'Higgins), por la vacuna contra la influenza. Lo hicimos con los resguardos pertinentes, llegar cada cinco minutos los jugadores, no bajarse del auto", agrega el zurdo.

-Combinando entonces labores familiares con sus obligaciones profesionales.
-Sí, estamos en la casa con la niñas, ayudándolas en sus tareas virtuales. Entreno en la mañana y en la tarde veo qué hacer, colaborando también en todo lo que se pueda en la casa. Realizando rutinas, jugando harto con las niñas, como que en eso se nos pasa el día.

-Por momentos se torna algo difícil el confinamiento.
-Mira, tenemos unos juego que compramos y los aprovechamos harto. Vemos series con las niñas y hay días en que nos toca hacer muchas tareas. Un día le toca cocinar a mi señora y a mí me corresponde lavar la loza. Vamos jugando con los tiempos para poder llevar esto de buena manera.

Teletrabajo rancagüino

A la espera de novedades en torno a una posible fecha de retorno a los entrenamientos, Cereceda cuenta que "el plantel está dividido en tres grupos y trabajamos con tres preparados físicos. Vamos rotando después de dos días con un preparador físico. Con cada uno de ellos realizamos una rutina diferente para días distintos. Al terminar la rutina compartimos un rato con los compañeros, sabemos cómo están. Tiramos un par de tallas y nos entretenemos un momento, cinco o diez minutos".

-¿Son solo rutinas físicas, no hay nada futbolístico?
-Claro, en este momento no se puede mucho con lo futbolístico, como es todo a través de la aplicación. Solamente podemos hacer actividades para espacios muy reducidos. La verdad es que la pelota ni siquiera la tocamos en los ejercicios, son más que todo para mantener bien la parte física. La idea es tener una forma física que nos permita volver pronto a jugar, cuando se pueda reanudar el campeonato y también para no perder toda la pretemporada que hicimos a principio de año.

-¿No tienen otra instancia para compartir como plantel a la distancia?
-Hemos tenido algunas conversaciones como plantel para ir viendo algunas cosas que han ido pasando. Como todo los clubes, estamos arreglando el tema de las soluciones en cuanto a los sueldos. Todos los clubes están buscando financiarse hasta fin de año, porque con lo que está pasando en el país y también en el mundo va a ser una pérdida tremenda para los clubes.